Con tasas en baja se acelera el desarme de plazos fijos

En cuatro días, el stock cayó $31.000 millones

Tasas más bajas e incertidumbre política llevaron a los ahorristas a no renovar sus depósitos a plazo fijo. En la semana previa a las elecciones generales se fueron más de $31.000 millones de las colocaciones del sector privado en los bancos, según los últimos datos publicados por el Banco Central.

En el sector financiero creen que la tendencia continuará, de la mano de tasas que esperan profundicen su camino descendente tras las últimas medidas adoptadas por el BCRA en pos de reducir el stock de Leliq, y sumará presión sobre el dólar, especialmente el blue, una vez que el mercado se limpie de las ventas de aquellos que estaban “sobre comprados” en moneda estadounidense.

El lunes, mediante la Comunicación A6817, la entidad que preside Guido Sandleris determinó que, desde mañana los bancos ya no podrán integrar con Leliq o Nobac la exigencia de efectivo mínimo proveniente de los depósitos a la vista. La decisión impactará directamente sobre la rentabilidad de las entidades financieras, que ahora deberán dejar inmovilizado a tasa cero en el Central el 40% de los depósitos de sus clientes en cajas de ahorros y cuentas corriente, y tendrán mayores costos de fondeo.

Con menos ganancias producto de una menor porción de Leliq -y con rendimientos más bajos- en sus carteras, los bancos comenzarán a reducir las tasas que pagan a sus clientes. Así, los ahorristas tendrán menos incentivos para depositar su dinero a plazo fijo.

Comentar
- Publicidad -