El agua en Comodoro: un recurso poco cuidado y muy reclamado

El agua en Comodoro por Mario Grizinik

El agua en Comodoro: El recurso hídrico en Comodoro Rivadavia es un tema histórico. La repotenciación del acueducto, obra muy pedida por los comodorenses, ya atravesó otro gobierno y todavía está en veremos. Durante la época veraniega, las reservas de agua caen abruptamente y la Cooperativa se ve obligada a cortar el servicio por lapsos que, en el peor de los casos llegan a las setenta y dos horas. Un hidrogeólogo de la UNPSJB en entrevista con Crónica se refirió al tema, planteando posibles vías de solución para el problema y poniendo el foco en políticas públicas que podrían mejorar el abastecimiento en la ciudad.

Mario Grizinik es geólogo y se dedica a la rama de la Hidrogeología. En primer término, al ser consultado por esta rama de la disciplina, la definió como “la parte de la geología que se dedica al estudio de aguas subterráneas. Estudiamos la forma en que se presentan estas aguas, cómo se pueden explorar y extraer del subsuelo. Vemos la forma de ponerlas a disposición de la población. Básicamente, estudiamos un recurso hídrico subterráneo”, explicó el entrevistado.

Fuentes de agua natural

Comenzando su análisis respecto a la cuestión del agua en Comodoro, el geólogo señaló que “dentro de lo que es el ejido urbano de Comodoro, tenemos agua en escasa cantidad y muy salada. Tenemos que buscarla en los alrededores de lo que es el ejido. En estos alrededores tenemos fuentes de agua natural que podríamos explorar y explotar, en la zona de Pampa del Castillo. Pampa del Castillo constituye, básicamente, un gran espesor de sedimentos capaces de almacenar agua subterránea. En esta zona, tenemos aguas que son medianamente jóvenes, y otras que son muy viejas. Acá tenemos aguas de 12.000 años de antigüedad, es decir que se trata de agua que ingresó a los sedimentos después del último periodo glaciar”.

Te puede interesar
El ciclo Danza + Arte continúa con sus actividades y presenta a Manuel Vallejos

A continuación, destacó la importancia del recurso hídrico al plantear que “debemos preservar el recurso; sobre todo, concretar otro tipo de actividades que puedan llegar a impactar en ese agua, y a su vez contribuir a generar tareas explorativas que nos permitan determinar cuál es el volumen y los lugares para acceder mediante una batería de pozos, no para abastecimiento de la ciudad, sino como un complemento, porque el principal abastecimiento lo tenemos por el acueducto. Un buen complemento pueden ser las aguas subterráneas en sectores como Manantiales Behr y otros que habría que explorar”.

Algo importante para destacar, es el hecho de que, este año, el Municipio firmó un convenio con la Universidad para explorar esos otros puntos que menciona Grizinik. A posteriori, la intención es poner esa agua a disposición de la comunidad, trabajándola de manera tal que sea apta para consumo humano.

 

Comentar
- Publicidad -