Dos docentes denunciaron a la policía por lesiones

Por los incidentes ocurridos el viernes frente a la Residencia del Gobernador donde la policía escoltó al ministro y arrojó gases a los docentes que esperaban novedades de la reunión.

Ayer desde ATECH informaron que “se realizaron las denuncias por la violenta e injustificable represión sufrida el viernes delante de la Residencia del Gobernador en Km. 3”, ya que las docentes Viviana Gualdoni y Anahí Fonseca realizaron la denuncia por las lesiones que sufrieron por parte de la policía, luego de finalizada la reunión con el ministro de Educación.

Ese día después de varias horas de reunión desde el Gobierno no plantearon ninguna propuesta, lo que generó el enojo de los manifestantes que se encontraban afuera a la espera de novedades. El ministro salió en su vehículo escoltado por la policía y en ese momento se produjeron distintos incidentes con los manifestantes. La policía arrojó gases a los docentes, a varias en el rostro, razón por la que Gualdoni debió ser hospitalizada y además Fonseca fue empujada por el patrullero y se lastimó la pierna, según se manifestó desde el gremio.

A 100 días de iniciado el paro docente, ATECh convoca hoy a directivos de escuelas a una reunión para completar el relevamiento de la situación edilicia de todos los establecimientos de la ciudad y exigir las obras necesarias. Según lo acordado con el gobierno Provincial, esta semana se debería realizar la recorrida de las autoridades del Ministerio de Infraestructura por los edificios escolares.

Te puede interesar
El ciclo Danza + Arte continúa con sus actividades y presenta a Manuel Vallejos

Estudiantes denuncian persecución

Por otro lado, los estudiantes de los institutos superiores que mantienen la ocupación de Supervisión de Escuelas también manifestaron públicamente que eran hostigados por la policía.

En este sentido, señalan que no solo les piden los datos y les toman fotografías y videos, sino que durante la semana pasada a siete estudiantes los siguieron hasta sus domicilios particulares. “Esto va mas allá de un procedimiento de rutina. En la corriente semana a 7 compañeros les tocó vivir, en varias ocasiones, que los persigan hasta sus casas en patrulleros que esperan en la puerta entre una hora y media hora para irse, identificarse ante policías en diferentes situaciones, por ejemplo, llegando a la ocupación, dentro de un bondi, en las calles” expresan en un comunicado.

Comentar
- Publicidad -