El triunfo de Luque lo posiciona entre los principales dirigentes políticos de Chubut

En un escenario de crisis como el que atraviesa la provincia del Chubut, el rotundo triunfo que alcanzó Juan Pablo Luque el domingo reconfigura el mapa del liderazgo político provincial.
Al alzarse con más del 50 por ciento de los votos en una de las ciudades más importantes de la provincia, Luque emerge como dirigente joven con una importante proyección regional.

Sus equipos eligen un moderado perfil y no especulan con escenarios más amplios sino que confían en que una gestión ordenada y moderna les permitirá mostrar a Luque como uno de los dirigentes del futuro.

Así lo ven también otros importantes referentes políticos del Valle y la Cordillera, que no dudaron en llamar a Luque la misma noche del triunfo para felicitarlo.

Lo que también animó al equipo del ahora intendente electo fueron los reconocimientos que tuvo desde Buenos Aires en sendas comunicaciones telefónicas que intercambiaron para felicitarse mutuamente por los resultados obtenidos.

De ahora en más, se abre una nueva instancia política para Luque así como un eventual rol como interlocutor ante la Nación en procura de búsqueda de soluciones para la compleja situación provincial.

Comentar
- Publicidad -