Elecciones en Uruguay: arrancó el duelo entre 15 años de Frente Amplio y la oposición

Habrá boca de urna hacia las 20.30. Mujica votó temprano y deseó que a la Argentina “le vaya bien.

Con el pronóstico de tormenta desterrado en esta capital, pero con mucha lluvia en el interior, el reloj marcó las 8 y las mesas de votación se abrieron en Uruguay​, en un día de elecciones presidenciales, en las que los uruguayos deberán elegir entre once candidatos.

Con la calma que se desataca en este país, con taxis y colectivos activos desde temprano, los uruguayos encaran una jornada en la que también deberán renovar el Congreso por completo y definir si quieren que el oficialismo estire hasta 20 años su lugar en el poder o si le abren las puertas a la derecha tras un cuarto de siglo fuera del sillón presidencial.

El Frente Amplio, favorito, busca un cuarto mandato con Daniel Martínez, ex alcalde de Montevideo. El Partido Nacional de Luis Alberto Lacalle Pou, aparece segundo, en intenciones de voto. Ambos irían al balotaje en noviembre.

Siguen en tercer y cuarto lugar, el candidato del Partido Colorado, Ernesto Talvi y el ex comandante en jefe del Ejército, Guido Manini Ríos, al frente del debutante Cabildo Abierto.

Las urnas cierran las 19.30. Y se esperan resultados hacia la medianoche. Antes, una hora después del cierre, hacia las 20.30 habrá boca de urna

Mujica y Tabaré votaron temprano

A una hora y media de abiertas las mesas, ya había bastante gente concurriendo a votar. Pero quien prácticamente abrió la jornada y fue el primero en sufragar, fue el ex presidente José Pepe Mujica, quien en esta elección busca una banca como senador por el Frente Amplio.

Llegó antes de que la mesa abriera y aprovechó para hablar con los medios, con ese tono tan pintoresco que lo caracteriza.

Mujica llegó al Liceo 70 en Montevideo, se levantó la botamanga del pantalón para mostrar una lastimadura fruto de hacer campaña (“tengo 85 años, pero hago cosas de 20”, lamentó) y prometió que después de votar se iría al rancho con su mujer Lucía Topolansky, cocinarían algo, pondría Radio Clarín y escucharía unos tangos. Y ahí se quedará. No tiene intenciones de trasladarse al búnker del FA a esperar los resultados. “El centro me hace mal”, dijo.

Te puede interesar
El Gobierno de facto de Bolivia creó un órgano para perseguir a los legisladores masistas

Habló sobre Argentina. “Nos conviene como país que a la Argentina le vaya bien. Pero vamos a tener un año complicado. Nos conviene una economía próspera”, dijo y aseguró que con Alberto Fernández no habló.

Quien también votó temprano en el Club Progreso fue el presidente Tabaré Vázquez, quien padece un cáncer y su salud ha puesto en vilo a buena parte de los uruguayos.

“Estoy bien”, aseguró. “Me siento bien”. Y aprovechó el espacio con los medios para enviar un mensaje:

“Alrededor del tema del cáncer hay una idea, un mito, como si el cáncer fuera el diablo, porque durante siglos fue una enfermedad mortal. Pero la ciencia avanza y conoce más a la enfermedad , y eso permite tratamientos que hacen que hoy en día el cáncer, entre las enfermedades crónicas, se cure”, enunció.

“El cáncer –siguió– tiene enormes posibilidades de curarse si el diagnóstico es prematuro”.

Agradeció los saludos de toda la gente que le regaló aplausos, evitó opiniones electorales, y se marchó a votar.

En total están habilitados para votar 2.699.847 ciudadanos. El hecho de que ninguna fuerza consiga ganar en esta primera vuelta habla de un escenario atomizado que promete un Congreso dividido en 7 bancadas, todo un récord en la historia del país. En Diputados llegó a haber 6 bancadas en las décadas de 1940 y 1950.

En estas elecciones será importante seguir con atención los votos que consigan el FA y el PN; esas cifras marcarán el rumbo en el balotaje del 24 de noviembre, si es que lo hay.

Todos los candidatos tenían previsto votar este domingo en Montevideo, salvo Lacalle Pou que tenía agendado sufragar pasado el mediodía en el Liceo Guadalupe, en Canelones.

Comentar
- Publicidad -