En la propia comisaría le pegó 5 trompadas a su expareja y fue reducido por el jefe policial

Un irascible sujeto de 34 años hizo alarde de la extrema violencia que ejerció contra su expareja y delante de tres hijos, y ante la vista de una oficial de guardia le asestó al menos 5 golpes de puño a la madre de sus hijos y debió ser inmediatamente reducido por el propio titular de la Comisaría Sexta, ya que todo transcurrió en la misma guardia de esa dependencia policial.
Se trata del mismo sujeto que un año atrás se atrincheró en su casa con uno de sus hijos, prendió fuego y luego debió ser hospitalizado por inhalación de humo. Las secuencias de la violencia ejercida por el hombre quedaron grabadas en las cámaras internas que tienen en la dependencia policial.

Violencia extrema en la propia Comisaría

Este nuevo caso de violencia de género tuvo lugar a las 21:40 del jueves último en circunstancias que tanto víctima como victimario se encontraban por diversas razones en la Comisaría que se encuentra al final de la avenida Polonia y comienzo del camino Roque González, entre el cordón forestal y barrio Máximo Abásolo.

Según informaron fuentes policiales, en una de las oficinas a las que se accede por un angosto pasillo el oficial de servicio dialogaba telefónicamente con un superior mientras en otra silla esperaba un ciudadano (Juan Pablo) para radicar una denuncia por presunto abuso de armas, cuando desde la sala de guardia escucha los gritos de una mujer ante la sorpresa de la mujer policía que atendía la guardia.

Es que la voz de la mujer no solo la escuchó el oficial y otros efectivos policiales que estaban en la cuadra, sino también Juan Pablo, el hombre que se encontraba sentado en el interior de una de las oficinas para radicar la denuncia y, al parecer, reconoció la voz femenina que pedía ayuda. Sin pensarlo y actuando tal vez por inercia, el mentado Juan Pablo se levantó, caminó por el angosto pasillo, abrió la puerta que da a la sala de espera o de guardia de la Comisaría, y sin titubear empezó a castigar con una seguidilla de golpes de puño a la mujer y ante la presencia de tres niños.

Te puede interesar
Tres detenidos in fraganti robando cables de cobre de YPF

Afortunadamente también en otra oficina se encontraba el comisario inspector Enrique Hess, titular de la Comisaría, quien actuó rápidamente para reducir al agresor y ordenar su inmediata detención, y también que los menores recobren la tranquilidad en otra dependencia alejada del llanto de la madre y los gritos de quien resultó ser su progenitor.

Entre sollozos, la mujer agredida, quien reside junto a sus hijos en un complejo habitacional del cordón forestal, debió ser trasladada al nosocomio público para ser examinada y posteriormente a la Comisaría de la Mujer para radicar una nueva denuncia en contra del violento, quien quedó alojado en un calabozo a la espera de la audiencia de control de detención.

Según se informó por último, la víctima es reconocida por ser una persona que posee medidas de protección del Juzgado de Familia y deben realizarse rondas preventivas por parte de la Policía en alrededores de su domicilio para evitar, precisamente, hechos de violencia como los que lamentablemente se vivieron en la misma dependencia policial.

 

Comentar
- Publicidad -