Homicidio de Alan Nahuelmilla: condenas de 18, 16 y 15 años de prisión para los hermanos Ibáñez

Pasado el mediodía de ayer el tribunal dio a conocer su veredicto en relación al hecho acontecido el pasado 14 de abril de 2018 en zona de quintas de esta ciudad, luego de haber declarado por unanimidad penalmente responsables a Marcelo, Sebastián y Kevin Ibáñez, como “coautores” del delito de “secuestro coactivo doblemente agravado por la participación de 3 o más personas, seguido de homicidio culposo”.
Según la información suministrada por el vocero de prensa del Ministerio Público Fiscal (MPF), la escala penal que tuvieron en cuenta los jueces fue de 15 a 25 años de prisión. Condenando a Marcelo Ibáñez a la pena de 18 años de prisión, a Sebastián Ibáñez a 16 años de prisión y a Kevin Ibáñez a 15 años de prisión más accesorias legales y costas del proceso. Asimismo el tribunal resolvió, como lo solicitara la fiscal, mantener la prisión preventiva de los tres imputados hasta que la sentencia quede firme, en base a la existencia del peligro de fuga.

En la audiencia de cesura, el pasado miércoles, la fiscal solicitó se condene a los 3 responsables a la pena de 25 años de prisión. Por su parte la defensa requirió el mínimo de la pena establecida para el delito, 15 años.

El tribunal de debate fue integrado por los jueces Mariano Nicosia, Raquel Tassello y Mónica García; el Ministerio Público Fiscal representado por Camila Banfi, fiscal general; en tanto que los imputados fueron asistidos por Mauro Fonteñez y Fiorella Picón, abogados particulares de los mismos. Asimismo se encontraban presentes familiares de la víctima acompañados por dos profesionales del Servicio de Asistencia a la Víctima del Delito (SAVD).

Te puede interesar
Maltrato animal: El perro herido con un caño fue dado de alta

El homicidio de Alan Nahuelmilla

El hecho ventilado en debate aconteció el pasado 14 de abril de 2018, a las 22 aproximadamente, cuando la víctima Alan Nahuelmilla y un amigo B. G. circulaban por la calle Los Duraznos, en zona de quintas, y fueron emboscados por los cuatro imputados armados. Procedieron a maniataros y a atarlos con una soga y arrastrarlos con la camioneta trasladándolos hasta la vivienda de uno de ellos. Una vez en el lugar los sometieron a ambos a diversos tipos de castigos físicos golpeándolos con patadas y golpes en la cabeza con una pala, con la cacha de armas de fuego y le cortaron a uno de ellos las orejas con un alicate en reiteradas oportunidades. Los desnudaron y les tiraron agua fría, tiraban tiros al cielo y amenazaban con matarlos reclamándoles les dijeran dónde estaba el televisor. Todo ello por un lapso de cuatro horas, mientras filmaban la agresión.
Ya en la madrugada del 15 de abril de 2018 los imputados se retiraron del lugar junto a una de las víctimas, Nahuelmilla, arrastrándolo hasta el domicilio de uno de sus tíos donde lo abandonaron. Al regresar al lugar los imputados que aún mantenían retenido a B. G. continuaron con los golpes hacia este, hasta que luego lo liberaron previo amenazarlo que no denuncie lo sucedido. Así B. G. huyó hacia un domicilio para luego ser trasladado al Hospital Regional. Por su parte los familiares de Nahuelmilla lo trasladaron hacia el Hospital donde luego de unas horas fallece por “traumatismo grave de cráneo por hemorragia intra-cerebral a causa de los golpes recibidos”.

 

Comentar
- Publicidad -