Bolivia: Mesa une a la oposición y acusa “gigantesco fraude”

La intención de ese movimiento opositor es lograr que las elecciones se definan en una segunda vuelta y evitar que se concrete el “fraude” electoral.

El candidato presidencial boliviano Carlos Mesa, rival de Evo Morales en los comicios generales del pasado domingo, anunció este miércoles (23.10.2019) la formación de una “Coordinadora de Defensa de la Democracia”, cuyo objetivo es presionar para que la elección se defina en segunda vuelta.

La alianza, conformada por partidos de derecha y líderes centristas, busca “lograr que se cumpla la voluntad popular de definir la elección presidencial en una segunda vuelta”, según se lee en una nota publicada en su cuenta de Twitter. Mesa acusa a Morales de orquestar un gigantesco fraude para vencer en primera vuelta, cuando falta menos del 3 por ciento de los votos para que concluya el escrutinio.

Segunda vuelta en diciembre

El objetivo de la coordinadora es movilizar pacíficamente a los bolivianos hasta lograr una segunda vuelta en las urnas frente al presidente Evo Morales, la cual se celebraría en diciembre próximo.

Además, Mesa difundió en la noche un comunicado en el que citó entre estos apoyos al también candidato Óscar Ortiz; al alcalde de La Paz, Luis Revilla; al gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas; al opositor Samuel Doria Medina y a destacados dirigentes de movimientos cívicos.

Te puede interesar
Alberto visitó a los hijos de Evo Morales tras su arribo al país

El comunicado denuncia “un gigantesco fraude” en las elecciones del pasado domingo a favor el presidente Morales, en un “afán de perpetuar ilegalmente” al mandatario en el poder.

Evo seguro del triunfo

El presidente Evo Morales se declaró este miércoles “casi segurísimo” de ganar en primera vuelta su reelección en Bolivia, aunque la misión de la OEA sugirió convocar un balotaje en un contexto de paro general y llamados de Mesa a la “movilización permanente”.

“Yo estoy casi segurísimo que con los votos de áreas rurales vamos a ganar en la primera vuelta” a Mesa, dijo el mandatario izquierdista, cuando el cómputo oficial del Tribunal Supremo Electoral (TSE) apunta a un balotaje.

Tres días después de los comicios, el TSE no terminó el escrutinio y según su última actualización de las 23H49 locales (03H49 GMT), Morales acumula un 46,31 por ciento, frente a 37,10 por ciento para Mesa.

Las denuncias de fraude provocaron que los seguidores de Morales salieran a las calles a defender el triunfo del gobernante.

Comentar
- Publicidad -