Las capas de hielo de la Patagonia son más profundas de lo que se pensaba

El Glaciar Viedma, uno de los más extensos de la Patagonia (foto gentileza investigadora).

Es la conclusión a la que arribó un grupo de investigación internacional en el que participaron científicos del CONICET.

(Por Leonardo Fernández-CCT CONICET Mendoza) Luego de un exhaustivo estudio de siete años de duración sobre la Patagonia, investigadores del CONICET, junto a científicos de Chile y glaciólogos de la Universidad de California, Irvine (UCI) de los Estados Unidos, llegaron a la conclusión de que las capas de hielo glaciar en esta región de Sudamérica son considerablemente más profundas de lo esperado.

Mediante una combinación de observaciones terrestres y métodos de sondeo por gravedad aérea y radar, los científicos crearon el mapa de densidad de hielo más completo de la zona hasta la fecha y descubrieron que algunos glaciares tienen un espesor de hasta 1.600 metros. Hasta el momento no se contaba con mapas precisos del volumen de hielo en la zona. Sus hallazgos fueron publicados en la revista científica de la Unión Geofísica Americana: Geophysical Research Letters.

“La Patagonia Austral alberga los campos de hielo más grandes del hemisferio sur fuera de la Antártida y sus glaciares se encuentran entre los de mayor dinámica del mundo. Las capas de hielo de la región se han ido reduciendo rápidamente en las últimas cuatro décadas y la contribución al aumento mundial del nivel del mar a partir de su derretimiento se ha incrementado a un ritmo acelerado durante ese tiempo”, manifiesta María Gabriela Lenzano, investigadora adjunta del CONICET en el Instituto de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales (IANIGLA, CONICET-UNCuyo-Gob. Mza).

Los intentos anteriores de medir el espesor total del hielo en la zona se habían visto limitados por las técnicas tradicionales de sondeo. Para superar este inconveniente, los científicos volaron sobre grandes extensiones de terreno en helicópteros y aviones equipados con gravímetros, dispositivos que pueden determinar el volumen de hielo a través de la lectura de los cambios del campo gravitatorio de la Tierra. Por otro lado, los datos recolectados desde 2002 por glaciólogos del Centro de Estudios Científicos de Chile, que mapearon el espesor del hielo con una sonda de radar de baja frecuencia aerotransportada, fueron fundamentales para crear una descripción más completa de las condiciones de la región.

Como resultado de este proyecto, los investigadores encontraron que, en conjunto, las partes norte y sur de la Patagonia tienen más hielo de lo previsto, aproximadamente 40 veces el volumen de hielo de los Alpes europeos. Esta enorme cantidad de masa congelada significa que los fiordos y lagos podrían expandirse muchos kilómetros hacia el interior de los valles si la retracción de los glaciares se mantuviera en el futuro.

“Los resultados de este estudio ayudarán a la comunidad científica a mejorar el entendimiento de las interacciones de la dinámica de las capas de hielo y el clima, en este ambiente frío y sus posibles consecuencias que generarán impacto en las comunidades y ecosistemas localizados en las partes bajas de las cuencas”, concluye Lenzano.

Comentar
- Publicidad -