Ganó Gimnasia por 8 y está a un triunfo de la clasificación

Gimnasia derrotó 83 a 75 anoche a Boca y quedó a un triunfo de clasificar a los play-offs del Súper 20 de la Liga Nacional de basquetbol. Lo buscará mañana cuando reciba a Peñarol de Mar del Plata a partir de las 19.

Tenía que ganar por más de seis puntos para adjudicarse un eventual desempate, y los ocho que consiguió le dan un panorama sumamente próspero, porque ahora deberá vencer al elenco marplantense para asegurarse el segundo puesto y meterse en la definición. Gran partido de Manuel Buendía y enorme respuesta de los juveniles.

En los primeros minutos ninguno de los dos pudo meter la pelota en el poste bajo y de ese modo poco pudieron producir, además desde afuera no tiraron con mucha precisión y así hubo muy malos porcentajes en los primeros cuatro minutos. No obstante después se soltaron y el Verde comenzó a sumar con las caídas de Roberto Acuña y algunos lanzamientos lejanos, pero también el visitante encontró aciertos, principalmente cerca del cesto con Martín Leiva, que terminó siendo el goleador del parcial con ocho, pero todo el desarrollo se reflejó muy equilibrado.

Durante los segundos diez minutos el Verde se basó en la conducción y el dinamismo de Manuel Buendía, que no solo se encargó de llevar la pelota, sino que pasó a ser una de las principales arterias para sumar. Pero en general los dos tuvieron aportes de los relevos y puntería desde el perímetro, donde sobresalieron los triples de los juveniles Bernardo Barrera jugando de tres y de Mencia haciéndolo de cuatro, en tanto que Boca contó con los de Boccia y los de Federico Aguerre. Pero los dirigidos por Martín Villagrán fueron muy ofensivos y se alejaron en el marcador con la gran producción de todos los relevos, porque con ellos en cancha el equipo fue la vez que más se alejó, destacándose el 50% en tiros de tres y con 7 de 7 desde esa zona que completaron entre Barrera, Mencia y Buendía.

Te puede interesar
Liga Nacional: Gimnasia le ganó Boca

Un buen ataque y una gran atención para robar una pelota le significaron un gran comienzo al mens-sana que obligó a un minuto pedido por parte de Guillermo Narvarte, que puso en cancha nuevamente a Sandes y a Leiva, que se sentaron por bastante tiempo por las faltas personales; pero durante todo el transcurso de los terceros diez minutos se movió y jugó dándole valor a la diferencia, porque estuvo bien para anotar, no se desesperó para nada y fue cauto en cada una de sus acciones, defendiendo bien –fue el mejor parcial en ese aspecto hasta ese entonces- y adelante creciendo con Buendía y la polifuncionalidad de Sebastián Vega.

Ya en el último cuarto el bonaerense aceleró la recuperación y con el vértigo de Eric Flor comenzó a achicar la distancia en el score. Y con un parcial de 16-6 se animó decididamente a pelearle el resultado, aunque cuando llegó a quedar a cinco puntos, el dueño de casa se recuperó rápidamente con Vega que metió un triple en el momento justo y cuando no había precisión, e inmediatamente hizo una gran contención y, en una corrida favorable, volvió a dispararse a diez puntos.

Y en los últimos instantes todos apostaron a meter la pelota adentro para poder convertir con más seguridad. En el último minuto, como a Boca se le hizo imposible dar vuelta el trámite, la diferencia pasó a ser el objetivo y a 19 segundos del epiílogo Gimnasia quedó +6 y con la reposición del costado, pero una pérdida, examinada en el vídeo, le dio la bola a Boca que dispuso de la última acción y cierre para perder apenas por 4, que era lo que le convenía, pero Buendía metió la mano, rompió el avance y le cometieron intencional, posteriormente metió los dos libres y obtuvo el mejor resultado.

Comentar
- Publicidad -