Hoy 21 de octubre se celebra el Día del Seguro

El 21 de octubre de 1811, en una nota dirigida por el Primer Triunvirato al Tribunal del Consulado, se oficializó la primera iniciativa gubernamental de crear un Banco de Descuentos y una Compañía de Seguros Marítimos. Debido a ello, la Superintendencia de Seguros de la Nación estableció el 21 de octubre como Día del Seguro, a través del decreto 24.203, firmado el 8 de septiembre de 1944.

El proyecto antes mencionado fue atribuido a Bernardino Rivadavia, por entonces secretario del Primer Triunvirato, aunque muchos historiadores le atribuyen a Manuel Belgrano las ideas fundantes de esta iniciativa.

Otra fecha importante para destacar en la historia del seguro es el 7 de noviembre de 1796, día en el que se constituyó la primera Compañía Colonial de Seguros en Buenos Aires, llamada La Confianza.

Este día se recuerda a esta actividad económica tan importante en el tráfico comercial, no solamente en Argentina, sino en todo el mundo. La primera cooperativa del país fue fundada el 1 de octubre de 1898 y en la actualidad se encuentra vigente, denominada El Progreso Agrícola, con casa matriz en Pigüé, provincia de Buenos Aires.

Las entidades aseguradoras ofrecen seguros tan distintos como lo son los riesgos que cubren. Entre ellos, se destacan los seguros personales, seguros de daños o patrimoniales y seguros de prestación de servicios.

En los seguros personales el objeto asegurado es la persona. Se protege al individuo ante la ocurrencia de un evento que le afecte directamente, como puede ser el fallecimiento, la supervivencia, la alteración de su salud o en algunas ocasiones, su integridad física, donde se encuentran los seguros de vida, seguros de accidentes personales, seguros de salud o enfermedad, seguros de dependencia y planes de pensiones.

Te puede interesar
Prefectura busca a un hombre que cayó al mar

Dentro de la categoría de seguros de daños o patrimoniales se encuentran los seguros que tienen como finalidad principal reparar la pérdida que un asegurado puede sufrir en su patrimonio como consecuencia de un siniestro.

Los seguros de daños se dividen en dos grandes grupos: Seguros de cosas, destinados a indemnizar al asegurado por las pérdidas materiales directamente en un bien de su patrimonio y seguros de responsabilidad cuyo fin es garantizar al asegurado frente a la responsabilidad civil en que pueda incurrir ante terceros por actos de los que sea responsable y proteger, así su patrimonio.

Aquí entran los seguros de incendios, seguros de responsabilidad civil, seguros de automóvil, seguros agrarios, seguros de pérdidas pecuniarias, seguros de robo, seguros de impago de alquiler, seguros de crédito y caución, seguros de transportes, seguros de mascotas, seguros de ingeniería y seguro multirriesgo.

Por su parte, en los seguros de prestación de servicios se incluyen aquellos ramos de la actividad aseguradora en los que la obligación del asegurador consiste en la prestación de un servicio al asegurado, en ocasiones también recoge la obligación de otorgar una indemnización económica.

Entre estos seguros se encuentran, principalmente, los de defensa jurídica, asistencia en viaje y decesos. Fuentes: Instituto Asegurador Mercantil y Seguros y Pensiones para Todos.

Comentar
- Publicidad -