Intentó quemar a su pareja, pero lo dejaron en libertad porque ella no declaró en el juicio

Un hombre que llegó a juicio acusado por dos hechos de violencia de género contra su pareja, en uno de los cuales la roció con combustible y le provocó quemaduras, fue absuelto luego que la mujer no se presentara en el debate a declarar.

El juez Bernardo Campana de la ciudad de Bariloche, resolvió en beneficio de Marcelo Alejandro Gilardoni porque el fiscal Martín Govetto retiró la acusación que había en contra del procesado.

Govetto explicó que no pudo acreditar su teoría del caso porque la víctima -y pareja del acusado- no compareció al juicio a declarar, a pesar de todos los intentos que hicieron desde la fiscalía para que se presentara.

También señaló que no es la primera vez que la fiscalía se encuentra frente a esta situación. El representante del Ministerio Público estimó que alrededor del 30 por ciento de las mujeres que denunciaron a sus parejas o exparejas desisten de seguir adelante con el proceso penal.

El fiscal reconoció su fracaso porque no logró que se le imponga “un límite mediante una sanción al violento”. Recordó que Gilardoni tiene varios antecedentes por delitos contra la propiedad y, al menos, dos condenas anteriores.

El hombre había sido llevado a juicio por dos hechos en perjuicio de su pareja. El primer hecho, según la imputación fiscal, había ocurrido en julio de 2017, cuando el imputado entró al domicilio de su exmujer, ubicado en la calle Waldo Belloso 700, del barrio Virgen Misionera de esta ciudad.

En medio de una discusión Gilardoni roció con un líquido combustible a la mujer en las piernas y manos, tomó un encendedor y le prendió fuego.

Te puede interesar
Bajan de un auto y acribillan a un adolescente de 16 años

La víctima, que sufrió quemaduras en la pierna izquierda, logró sacarse la ropa, romper el vidrio de una ventana y salir del inmueble.

La fiscalía lo acusó de lesiones leves agravadas por el vínculo y en un contexto de violencia de género y amenazas simples.

El segundo ataque sucedió la mañana del 29 de junio pasado, cuando Gilardoni se presentó en el domicilio de su expareja. Entró sin autorización y cuando estuvo en el interior del domicilio, comenzó a insultarla.

En esas circunstancias comenzó a arrojar vasos, platos y las plantas al piso. Según la acusación, el hombre agredió con un golpe de puño que impactó en el rostro de la mujer, que cayó sobre el calefactor de la vivienda. Por la caída se golpeó una pierna y se quemó una de sus manos.

La damnificada forcejeó con el sujeto y cuando pudo abrir la puerta para salir, sufrió un corte en el antebrazo derecho, ya que Gilardoni tenía un cuchillo.

El fiscal sostuvo en su alegato que la mujer está inmersa en un círculo violento y que el pronóstico es pésimo. Aseguró que hay una víctima, pero que sin su testimonio no iba a poder acreditarse con certeza los hechos, mas allá de que los policías que lo detuvieron habían declarado en el juicio, como los médicos y el personal del Juzgado de Familia que interviene desde el 2014 por otras denuncias.

Comentar
- Publicidad -