Massoni criticó con dureza a los “pseudo sindicalistas hipócritas” que hacen paro

El ministro de Coordinación de Gabinete, Federico Massoni, en medio de su discurso en el acto de ascenso de la policía, se refirió a la crisis que afecta a gran parte de la sociedad chubutense por la paralización parcial de servicios esenciales como la educación, la justicia y la salud, a partir del conflicto entre el Gobierno y los trabajadores estatales.
“Hoy nos encontramos con la más difícil tarea que es la de enfrentarnos con la frivolidad y la hipocresía de aquellos que se creen ser los intelectuales del sindicalismo. De esos que el pensamiento único es el de que todo lo saben y que condena la política mientras la practica” expresó el funcionario provincial.

Massoni enfatizó que “desde hoy no debemos permitir mercantilizar un mundo en el que no quede lugar para la cultura, que no sea la moral la que guíe nuestro camino. A través de sus acciones nos intentan imponer el relativismo, la idea de que todo es igual, lo verdadero y lo falso, lo bello y lo feo, que el alumno vale como el maestro, que no hay que poner notas para no traumatizar a los malos estudiantes”.

En esa línea, el ministro afirmó que “nos quieren hacer creer que la víctima cuenta menos que el delincuente, que la autoridad es mala o está muerta, que las buenas maneras se han terminado y que no hay nada sagrado ni admirable. El eslogan es vivir sin obligaciones y gozar sin trabas” dijo, y agregó que “quieren terminar con la escuela de excelencia y de esta manera asesinaron los escrúpulos y la ética, pseudo-sindicalistas hipócritas que permiten y pregonan el triunfo del depredador sobre el emprendedor”.

Te puede interesar
Se firmó acuerdo de abastecimiento de materia prima para Camarones en temporada baja

En este sentido, Massoni manifestó que “esos sindicalistas están y participan en la política, en los medios de comunicación, en la economía y quieren gobernar pero no a través de los mecanismos democráticos, candidateándose en las elecciones, sino queriendo imponer sus ideas a través de medidas de fuerza que perjudican a la sociedad y dejándola de rehén. Le han tomado el gusto al poder y la crisis de la cultura y del trabajo, es una crisis moral. Hay que rehabilitar la cultura del trabajo, ya que intentan dejar sin poder a las fuerzas del orden y crearon la idea de una fosa entre la policía y la juventud, como si la sociedad fuera siempre culpable y el delincuente inocente”.

Para culminar con su directa crítica al accionar gremial, casi a la misma hora que en Rawson volvían a reunirse el Gobierno con los gremios docentes, el ministro Coordinador enfatizó que “defienden los servicios públicos, pero jamás usan transporte de colectivo. Aman mucho a la escuela pública, pero en muchos casos mandan a sus hijos a escuelas privadas. Sin perjuicio de eso, aman la escuela pública, pero generan un paro como para que durante 13 semanas los chicos no puedan ir a clases, pero sin embargo dan clases particulares. No vengo acá a hacer de provocador, al contrario, lo que digo es que tenemos que volver al orden y a la pelea por la moral, la cultura y valores, pelea que se está perdiendo y que no podemos como sociedad permitirlo” concluyó.

 

 

Comentar
- Publicidad -