“Yo le decía que frenara y él seguía acelerando”: el testimonio que complica a Eugenio Veppo

El periodista manejaba a más de 130 kilómetros por hora cuando impactó su auto contra sus víctimas el 8 de septiembre. Uno de sus acompañantes declaró.

Uno de los jóvenes que acompañaba a Eugenio Veppo en el auto la noche que mató a la agente de tránsito Cinthia Choque declaró y complicó al periodista. De acuerdo a su testimonio, tras embestir a la mujer le pidió a su amigo que frenara y, en cambio, Veppo “siguió acelerando”. “Cuando toma alcohol se transforma”, expresó el joven en su declaración, recogida por el canal TN.

“Le dije ‘Eugenio acabamos de matar a dos personas'”, contó el testigo, pero el periodista, según su versión, “siguió conduciendo a toda velocidad”. El testimonio fue uno de los elementos clave para que la sala V de la Cámara del Crimen procesara por homicidio simple con dolo eventual al excronista.

El incidente ocurrió el domingo 8 de septiembre a la madrugada. Veppo, de 32 años, conducía por la avenida Figueroa Alcorta a la altura de Tagle, acompañado por un amigo y una amiga. Atropelló a la agente de tránsito porteña Cinthia Choque, de 28 años, quien murió en el acto, y también a su compañero, Santiago Siciliano, que resultó herido de gravedad y estuvo en coma por 10 días.

“Estaba como shockeado”, aclaró el acompañante. “Yo le decía que frenara y él seguía su marcha”, remarcó, y agregó que justo después de impactar contra los agentes “él aceleró más y se fue acelerando”. Veppo huyó del lugar del hecho y más tarde la Policía de la Ciudad encontró su vehículo en Silvio Ruggieri al 2800.

Te puede interesar
Comienza hoy el juicio del denominado caso de “pornovenganza”

El periodista manejaba a más de 130 kilómetros por hora cuando impactó su auto Volkswagen Passat azul contra sus víctimas según el peritaje que la Policía de la Ciudad.

La jueza del caso, Yamile Bernard, dijo que el acusado “zigzagueaba temerariamente” y actuó con “absoluto desprecio” ya que huyó de la escena. El abogado que defendía al joven renunció porque “le mentía”. Por su parte, el taxista Gustavo Martínez que llevó a Veppo hasta su casa luego del incidente en el barrio porteño de Palermo, prestó declaración este martes ante la Justicia.

“Eran 3 personas, uno de ellos iba recostado sobre la puerta, durmiendo. Los tres iban callados y no me pareció que estuvieran alcoholizados, no noté nada extraño”, dijo. A lo largo de esos días, los agentes de tránsito realizaron varias marchas para pedir justicia por Cinthia y Santiago y reclaman por su regularización laboral, ya que, según denuncian, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires los tiene contratados como monotributistas.

Comentar
- Publicidad -