“Indigentes violentos”: según los vecinos de la zona, la situación es límite

Viviana, una comerciante que tiene su local en plena avenida Yrigoyen, conversó con Crónica y se refirió a los problemas que hay por estos días con un grupo de indigentes que viven en un terreno baldío abandonado, próximo al local de comida “Hotty’s”. Según la mujer, los hombres que viven en el terreno son violentos y causan disturbios en la zona, lo que genera malestar en los vecinos y comerciantes de la zona, quienes han exigido respuestas por el tema.

“Desde que el Albergue Alternativa puso su primera casilla móvil para gente en situación de calle, estas otras personas empezaron a llegar a la zona. Es algo que por momentos es muy peligroso; acá hay nenes que van al colegio, chicas que andan solas a altas horas de la noche. No tenemos problemas con la gente en situación de calle, el problema se genera con esta gente que vive en el terreno baldío. Toman alcohol, se drogan y pelean entre ellos”, señaló la vecina.

El grupo de indigentes vive en un terreno baldío próximo al local de comida “Hotty’s”. Por el momento, son alrededor de dieciocho personas que viven en ese espacio, sin control de ningún organismo público. “Tomaron ese terreno, que es privado. La casilla que hay ahora ya no es más del Albergue Alternativa, es de la gente que limpia los vidrios de los autos. Los trapitos maltrataban a los que venían por la casilla del albergue, los golpeaban. Yo acá estoy sola, así que mucho no me quejo, porque encima me voy tarde. Pero al lado, en el restaurante, han golpeado gente, o también se ponen a gritar que venden comida podrida. A los viejitos en la parada del colectivo les han robado. Nosotros somos los que tenemos el problema con ellos, no ellos con nosotros”.

Te puede interesar
Clima: miércoles nublado y con una máxima de 26 grados

Además, la mujer contó que en cercanías al terreno vive un matrimonio que tiene dos hijos con problemas respiratorios. Según dijo, por las noches los padres de los niños se quejan con el grupo de indigentes por las fogatas que hacen, que causan problemas a los pequeños. “Siempre salen a decirles que paren un poco, porque los chicos terminan en la guardia del hospital, y no es justo. Es gente que si no les das lo que quieren, después vienen y te intimidan” afirmó.

Comentar
- Publicidad -