El supertifón Hagibis mató a más de 30 personas

La amenaza se hizo realidad. El tifón Hagibis arrasó con el centro y el norte del territorio japonés con lluvias torrenciales y fuerte viento y aunque ayer el cielo había recuperado su color azul, la tragedia seguía presente. Autoridades locales detallaron que 33 personas perdieron la vida a causa del fenómeno, mientras que 19 estaban desaparecidas.

Viviendas destrozadas, autos inundados y zonas inaccesibles fue el panorama que dejó el paso del supertifón que alcanzó más de 230 kilómetros por hora. Por eso, más de 110.000 personas, entre policías, bomberos, guardias costeros y miembros de las Fuerzas de Autodefensa participaron del operativo de rescate, pese a que se levantó el nivel máximo de alerta declarado el sábado.

Entre las 33 víctimas mortales, una sufrió una situación insólita. Se trata de una mujer de unos 70 años que cayó de 40 metros de altura, mientras era asistida en un helicóptero de rescate en la ciudad de Iwaki, al norte del país. Por eso, los funcionarios locales brindaron una disculpa pública y reconocieron que la mujer no había sido atada adecuadamente.

Te puede interesar
Indignación por perro pintado de verde que buscaba comida en la calle

Destrozos

Muchas fueron las consecuencias que sufrieron el centro y el norte japonés. En la región central de Nagano un dique cedió y dejó en libertad a las aguas del río Chikuma, en una zona residencial en la que las viviendas quedaron tapadas hasta el primer piso. En tanto, en Kawagoe, al noroeste de Tokio, socorristas debieron evacuar en barco a un grupo de adultos mayores, algunos de ellos en silla de ruedas, de una residencia de ancianos, que también había quedado anegada.

El tifón Hagibis tocó tierra el sábado por la mañana al sudoeste de Tokio, con ráfagas de 216 kilómetros por hora, lo que obligó a cerrar aeropuertos, por lo que más de 800 vuelos internos fueron cancelados, y a interrumpir la mayoría de los servicios de transporte del país. Además, tres partidos del Mundial de Rugby no pudieron disputarse y la clasificación del Gran Premio de Fórmula 1 no se pudo realizar el sábado y pasó para la mañana del domingo, horas antes de la carrera.

Comentar
- Publicidad -