San Martín quedó como escolta

San Martín se transformó en el escolta de Stella Maris con el dos a cero que selló sobre Ciudadela en los altos del barrio San Martín. Los goleadores fueron Diego Arismendi, que lo hizo de penal, y Marcos Bellido, que se fue expulsado en el festejo. De esta manera El Gaucho cayó al tercer puesto.
El partido se inició favorable al Santo, porque muy tempranamente pudo ponerse en ventaja con el tanto de penal de Arismendi a solo siete minutos, en una ventaja que le sirvió para llevar adelante ciertos contratiempos, como la lesión de uno de sus defensas y tener que hacer modificaciones en el esquema original propuesto.

Y si bien el visitante durante bastante tiempo insistió, propuso y se movió en campo enemigo para intentar empatar, nunca fue del todo claro ni profundo como para lograrlo.

Entonces San Martín aguantó bien -gran despliegue de José Vásquez que estuvo en todos lados para la contención- y con más serenidad, juego y presencia hizo un trabajo inteligente que lo decoró sobre el final con una gran definición de Bellido por arriba del arquero, pero fue a festejar sobre el lado donde estaban los simpatizantes visitantes -estaba prohibido llevar hinchada- y vio la roja.

Sobre el final de juego dos pequeños grupos de hinchas de cada uno de los equipos amagaron con violentarse, pero no pasó a mayores por la gestión de jugadores de los planteles.

Comentar
- Publicidad -