Buscan a una nena de 10 años que desapareció en la playa de Punta Indio

Abril Ceballes volvía de la playa con su madre cuando se dio cuenta de que se había olvidado su muñeca y regresó por ella. Desde entonces nada se sabe sobre su paradero. Es una niña de 10 años de tez blanca, 1,30 metros de estatura, contextura delgada, de cabello castaño largo y al momento de desaparecer vestía buzo de lanilla verde con rayas negras con capucha, calza negra remera amarilla y suecos de goma.

Abril Ceballes tiene 10 años y nada se sabe de ella desde el miércoles pasado. La nena, que vive con su mamá en la localidad bonaerense de Punta Indio, volvió a la playa a buscar una muñeca que se había olvidado y desde entonces no hay noticias sobre su paradero.

Madre e hija habían pasado la tarde ese día al aire libre pero al volver a su casa, cerca de las 17, Abril advirtió que no tenía su juguete. Como tan solo viven a 30 metros de la costa, la madre la dejó ir sola para intentar recuperarlo.

Pasado un rato y al ver que no volvía, su mamá, Magdalena Ceballes, denunció su desaparición.

Tras realizar la denuncia, se montó un gran operativo con policías, bomberos, y perros rastreadores para dar con la menor.

Además, participan de la búsqueda sus familiares y vecinos de la zona. Hasta el momento, sin embargo, la búsqueda no dio resultados.

Te puede interesar
Villa Crespo: un patrullero atropelló y mató a una chica de 19 años

Según manifestó la madre a los medios locales, la pequeña se encontraba viviendo con ella desde hace 10 días por disposición judicial y contó que antes vivía con sus abuelos maternos en City Bell.

Abril tiene tez blanca, mide 1,30 metros de estatura, tiene contextura delgada y cabello castaño largo. Al momento de desaparecer vestía buzo de lanilla verde con rayas negras con capucha y calza negra.

Mientras sigue la búsqueda de la pequeña y crecen los trabajos, se conocieron nuevos detalles sobre su realidad. Según denunciaron los vecinos, Abril le tenía terror a su mamá, con la que volvió a vivir hace 10 días, vivía con su abuela.

También señalaron que su padrastro la violaba, al igual que a su hermanita menor. Y que, entre otras cosas, la mamá no le daba los remedios, así como tampoco se ocupaba correctamente de su aseo.

“Abril decía que su mamá la aterrorizaba. Su mamá decía que su hija era rebelde y victimaria. Ella fue abusada sexualmente por el padrastro, su hermana menor también. Ella (por Abril Cabllé) estaba decidida a irse”, declaró Victoria. Se trata de una vecina que fue ante la Justicia para pedir la custodia de la nena, pero se la negaron.

Comentar
- Publicidad -