Eduardo Oderigo, sinónimo de inclusión

Un jueves completamente distinto vivió la ciudad con el arribo del fundador de “Los Espartanos”, el proyecto de rugby que fue el puntapié inicial para que se comience a practicar el deporte de la ovalada como estrategia de inserción social para los internos en la cárcel. “Es una manera de que tomen sentido de pertenencia en la sociedad”.

Pan American Energy tendrá mucho protagonismo en lo que será la sexta Expo Industrial que comenzó ayer y se extiende hasta el domingo en el Predio Ferial. Uno de los arribo más interesantes que la imponente firma presentó fue la del exrugbier y abogado Eduardo Oderigo.

Bajo el lema “no permanecer caído”, Oderigo tuvo un día muy activo y predispuesto en Comodoro brindando inicialmente una charla en el Hotel Austral, luego en el Club Deportivo Portugués y culminando en la Expo Industrial. Acompañado de Ezequiel, uno de sus amigos y exrecluso al que conoció en la Unidad 48 de San Martín, el recinto penitenciario ubicado en Buenos Aires.

“Hace más de diez años comencé con este proyecto de llevar el rugby a la cárcel como modo de vida. Un día vi con otros ojos la realidad de los internos, en ese tiempo yo trabajaba en tribunales, la falta de paciencia que se les tiene, de oportunidades en su reinserción y todos los problemas familiares que se acarrea y quise hacer algo. Para mí el rugby lo pueden jugar todos, el deporte fue el lado por dónde encaré cuando comencé con el proyecto” remarcó “Coco” Oderigo quien pasó 26 de sus 48 años jugando en el San Isidro Club.

Los inicios no fueron para nada fáciles pero con mucho ímpetu y sobre todo paciencia orgullosamente lo que comenzó con un proyecto se convirtió en la Fundación Los Espartanos. “Se creía que queríamos sacar ventaja de algo, no entendían el porqué de adentrarse a estar con personas que estaban en la cárcel. Pero siempre fui por el lado del rugby, a embarcarme con ellos, a tacklear y comenzar a contarles aspectos del juego. No fue fácil ganar la confianza de las personas que se acercaron, pero con ir cumpliendo y no fallarles fuimos entablando una relación deportiva que motivó mucho y cambió su visión sobre el presente. Se dedican a entrenar, le ponen ganas y además van aprendiendo los valores del rugby como el respeto, humildad, honestidad, sacrificio y solidaridad” recordó Oderigo.

Te puede interesar
Finaliza el Encuentro de Rugby Infantil

“Cuando se comenzó con todo el proyecto fue raro de tomar. Ver a alguien que no conoces preocuparse tanto por uno genera esa desconfianza de por qué lo hace pero a la vez otro lado interesante de acompañarlo porque a veces no se mostraba la predisposición que “Coco” necesitaba, pero con el correr de los días era lindo esperar un día para jugar cuando la rutina invade, sentimos ese lazo que ahora sé que es empatía y nos contagiamos con un deporte que es hermoso. Conocí eso que todos llamaban compañerismo, sentido de pertenencia, porque si bien uno usaba ese contacto que tiene el rugby para descargar muchas emociones guardadas, aprendés que entre todos son más importantes que uno solo, de jugar individualmente aprendí a tirar para el equipo. Me ayudó a ver las cosas diferentes porque cuando salí de la cárcel quería seguir jugando, y mi primer lazo con la sociedad fue el deporte” remarcó Ezequiel, quien arribó con Oderigo y jugó en Espartanos.

El programa Espartanos actualmente se sigue expandiendo trascendiendo desde Buenos Aires a otras provincias como Salta y Jujuy donde se intenta copiar el modelo del deporte como inclusión. “Uno ve las noticias y sabe que estamos mal como sociedad con muchas cosas por corregir, pero hay que buscar la integración en el sistema penal. Nos dimos cuenta que los que practican rugby en la cárcel reinciden menos. Se bajo una cifra del 65 por ciento al 2 por ciento. Es decir que solo hay que darle motivaciones y una oportunidad de inclusión. Es un tema amplio en el cual creo que si al gastar plata en patrulleros y policías se le incluye el meterse en los hogares se reducirían los gastos porque se sabría la problemática, habría más contención, se bajaría la reincidencia en los que estuvieron presos y los que delinquen serían menos” sentenció Eduardo Oderigo quien en 2017 recibió el premio “Award of character” por parte de la Word Rugby dado su trabajo con Espartanos.

 

Comentar
- Publicidad -