Kicillof denunció una “campaña sucia” contra él

Luego de las duras críticas que le prodigaron por sus dichos sobre los que venden droga, Kicillof denunció “campaña sucia” y acusó al oficialismo de desviar la atención para no hablar de economía

El candidato a gobernador bonaerense del Frente de Todos, Axel Kicillof, acusó al oficialismo de armar una “campaña sucia” en su contra a partir de la “tergiversación” de sus dichos sobre el narcotráfico.

“En estos días me acusaron de los más graves delitos. No nos vamos a sumar a la campaña sucia”, se quejó en sus redes sociales.

En declaraciones televisivas, el ex ministro de Economía había vinculado la falta de trabajo con el aumento de la cantidad de personas que se dedican a la venta de droga, expresión que desató una catarata de críticas de voces del oficialismo, como el presidente Mauricio Macri, la gobernadora María Eugenia Vidal y el senador Miguel Pichetto.

La polémica se filtró al interior del Frente de Todos y, según pudo saberse de fuentes muy cercanas al candidato, Kicillof habló del tema tanto con Alberto Fernández como con Cristina Kirchner, y “ambos le manifestaron que no se preocupara porque había sido clara su respuesta”.

En el entorno del actual diputado nacional del Frente para la Victoria aseguran que hubo una “tergiversación total” de los dichos, con el objetivo de “demonizar” su figura.

“Lo intentaron en la primera etapa, cuando lo tildaron de marxista y cuando dijeron que con él iba a gobernar La Cámpora, y no les funcionó. Perdieron por 20 puntos. No se entiende por qué pretenden usar la misma estrategia de inventar fantasmas. No vale cualquier cosa por ganar un voto”, lamentaron.

Te puede interesar
Larreta se prepara para gestionar con el kirchnerismo en Nación y Provincia

“Lo más importante es llenar las urnas de votos el 27 de octubre, pacíficamente, democráticamente, hablando con todos, escuchando a todos”, tuiteó el dirigente kirchnerista.

La campaña sigue su marcha este jueves y lo tendrá otra vez al ex ministro en la ruta a bordo del “Kicimóvil” rumbo a Bahía Blanca, uno de los distritos más preciados, en tanto que el viernes desembarcará en varias localidades de la sección electoral cinco, con destino final Mar del Plata.

Allí, Kicillof intentará apuntalar las chances electorales de la candidata a intendenta de General Pueyrredón Fernanda Raverta, su compañera en la Cámara de Diputados e integrante de La Cámpora.

“Vamos a bancar a nuestros candidatos porque queremos ganar la mayor cantidad de intendencias posibles. En Lezama y Maipú estamos muy cerca, lo mismo en Dolores. Queremos ganar Bahía Blanca, Olavarría, Junín. Y estamos acompañando a Constanza Alonso para recuperar Chivilcoy”, señalaron las fuentes consultadas.

Éste último no es un municipio más, ya que corresponde al pago chico del ex ministro de Transporte Florencio Randazzo, flamante incorporación de Alberto Fernández al Frente de Todos, y con un pasado reciente de desencuentros con el cristinismo.

Kicillof desembarcará allí la semana próxima, y no se descarta una foto conjunta con Randazzo, tras casi cuatro años de distanciamiento.

Comentar
- Publicidad -