Cristóbal López y Fabián de Sousa quedaron libres bajo fianza

Los empresarios Cristóbal López y Fabián de Sousa fueron liberados este martes por orden del juez federal Claudio Bonadio. Los hasta ahora detenidos presentaron 60 millones de pesos para cubrir la de fianza que se les había fijado a cada uno.

Los empresarios Cristóbal López y Fabián de Sousa fueron liberados por orden del juez federal Claudio Bonadio, quien aceptó los seguros de caución que los hasta ahora detenidos presentaron para cubrir los 60 millones de pesos de fianza que les había fijado a cada uno.

El juez les había impuesto a los empresarios una fianza de 60 millones de pesos para cada uno, pero como ambos accionistas del Grupo Indalo tienen sus bienes inmovilizados presentaron seguros de caución que el magistrado finalmente aceptó.

Tras la orden del juez, López y De Sousa dejaron cerca del mediodía la cárcel de Ezeiza, donde estaban alojados desde el año pasado, y fueron trasladados a la sede de Policía de Madariaga y General Paz, desde donde fueron liberados poco después de las 14:40.

Durante el proceso que culminó con la liberación los empresarios estuvieron acompañados por el exjefe de Gabinete Aníbal Fernández, abogado de López en la causa Oil Combustibles.

El pasado viernes la sala I de la Cámara Federal les otorgó la libertad, al descartar que hubiera peligro de fuga y entorpecimiento de la investigación.

Te puede interesar
Macri: "Hemos sido como un alcohólico recurrente con la inflación"

Las causas

López y De Sousa estaban detenidos con dos prisiones preventivas, una es un desprendimiento del caso de los cuadernos del chofer Oscar Centeno vinculado a irregularidades en obra pública, y otra por presuntas maniobras de lavado de dinero por la compra de un inmueble a la expresidenta Cristina Kirchner.

La liberación comenzó con un fallo de la jueza federal María Capuchetti, quien investigaba la supuesta venta fraudulenta del Grupo Indalo cuando pesaba sobre el mismo una medida cautelar, y en donde ambos terminaron sobreseídos.

Con ese fallo, los empresarios solicitaron la excarcelación ante el Tribunal Oral Federal 3 que los está juzgando por el no pago de impuestos de 8 mil millones de pesos por la transferencia de combustibles de la empresa Oil Combustibles.

Los jueces del Tribunal, que actualmente los juzga, los dejaron en libertad al tener en cuenta aquel fallo que determinó que no existió venta fraudulenta de la empresa. A partir de allí la defensa pidió la liberación ante Bonadio quien en un primer inicio la rechazó pero luego acató un fallo de la Sala I de la Cámara Federal que concedió las excarcelaciones bajo caución real.

Comentar
- Publicidad -