Pescó a su novio violando a una amiga y se casó igual

El abuso fue en la despedida de soltero que la pareja compartió.

Una joven estaba tan ilusionada con su casamiento, que no quiso que nada se interpusiera en su camino al matrimonio. Tan fuerte era este deseo que aunque descubrió a su futuro marido violando a una amiga suya en plena despedida de soltero, decidió mirar para otro lado y seguir adelante con sus planes de boda y, finalmente, se casaron 48 horas después. Pero la luna de miel no fue tan dulce, porque la víctima del abuso sexual hizo la denuncia y Daniel Carney, el violador, fue detenido.

La historia había empezado como la de cualquier pareja que se iba a casar y decidió tener una despedida de soltero juntos, con amigos compartiendo con ellos ese momento. Esto ocurrió dos días antes de la boda formal. La pareja y sus allegados eligieron pasar ese momento especial a bordo de una balsa sobre la que estuvieron toda una tarde de fiesta mientras navegaban por el río. Las paladas de los remos se mezclaban con las botellas de cerveza y vodka que iban pasando por todos los asistentes.

Al caer la noche, el grupo de amigos volvió al hotel en el que se hospedaban y ahí comenzó la secuencia del abuso. La novia le pidió a Daniel Carney que acompañara a una de sus amigas, porque esta estaba borracha y era mejor que no fuese sola. Él accedió al pedido de su futura esposa, pero en el camino hizo un cambio: en vez de llevar a la chica ebria a su habitación, la llevó al vestuario de hombres, donde la atacó sexualmente. La mujer estaba tan alcoholizada que se encontraba al borde de la inconciencia, recobrando parcialmente el conocimiento cuando el hombre la mordió al querer quitarle el corpiño con los dientes. Fue en ese momento que apareció la novia y sorprendió a su prometido violando a la amiga.

Te puede interesar
El supertifón Hagibis mató a más de 30 personas

Él intentó decenas de injustificadas explicaciones mientras abandonaba el vestuario rumbo al estacionamiento donde tuvo una fuerte discusión con su novia, que incluyó algunos golpes histéricos por parte de ella. El resto de los amigos advirtieron que algo había ocurrido y ahí se encontraron con la chica violada tirada en el vestuario, la ayudaron a ponerse la ropa y se la llevaron.

Pese a todo, la fiesta no se modificó. En el medio, Carney le envió mensajes a su víctima disculpándose y le dijo que no recordaba lo que había sucedido porque él también estaba borracho. Y entre los mensajes le sugirió que tomara la píldora del día después, para evitar quedar embarazada. El mismo día del festejo, volvió a mensajearla, pidiéndole perdón de nuevo y solicitándole estar lo más felices posibles “por la novia”, que lejos de abandonar a su novio-violador, decidió casarse igual.

La hora de que actúe la Justicia

A día siguiente de haber sido violada, la víctima hizo la denuncia contra Daniel Carney, el novio de su amiga.

De inmediato, el fiscal ordenó peritar las cámaras de seguridad del hotel en el que ocurrió el abuso y las imágenes le dieron la razón a la chica: pudo verse claramente cómo ella camina por el pasillo, balancéandose y sosteniéndose para poder caminar, y cómo en la puerta del vestuario Carney la toma de los brazos y la tira en el interior, donde no hay cámaras.

Luego, los médicos comprobaron que había sido violada.

Comentar
- Publicidad -