Espectacular vuelco en el ingreso a la ciudad

Dos jóvenes soldados del Regimiento 8 salvaron milagrosamente sus vidas tras protagonizar un cinematográfico vuelco al pie del Cerro Chenque y frente al Cenotafio de los primeros pobladores.
El automóvil en que se desplazaban hacia el centro de la ciudad se le fue al conductor en una pronunciada curva, dio contra el guardarrail y, ya con el control perdido, se fue a la vereda contraria, derrapó en el ripio y pasó directamente al otro guardarrail para terminar la alocada carrera en un zanjón al lado del pluvial.

Salvados por el cinturón de seguridad

Tras producirse el vuelco y quedar el automóvil con las ruedas hacia el cielo, otro ocasional conductor dejó raudamente su vehículo y corrió para socorrer a los dos ocupantes que se encontraban aturdidos en el habitáculo y con signos de haber sufrido heridas cortantes y raspones en brazos y manos.

“Afortunadamente tenían puesto los cinturones de seguridad, si no podrían haber sido despedidos con consecuencias imprevisibles, pero de gravedad” manifestaría el testigo al personal policial de la Seccional Primera que arribó al lugar y luego lo hizo Defensa Civil Municipal y solicitaron una ambulancia.

El espectacular accidente tuvo lugar a las 18:30 y lo protagonizó un automóvil Chevrolet Corsa dominio HRL 882 que era conducido por John Williams Bladwood, de 23 años, y lo acompañaba Santiago Vidal, de 19, ambos soldados voluntarios que prestan servicios en el Regimiento 8 de zona norte. Recibieron asistencia por personal sanitario que llegó en la ambulancia del nosocomio público, aunque no fue necesario trasladarlos al Hospital y debían encargarse de conseguir una grúa particular para sacar el vehículo de tan incómoda posición que no permitía incluso verlo desde la superficie del asfalto de la Ruta Nacional 3.

Te puede interesar
Gimnasia perdió en doble suplementario

 

Comentar
- Publicidad -