Iparraguirre: “La delegación local del IPV tuvo su propio escenario de reclamos”

El delegado local del Instituto Provincial de la Vivienda -IPV-, Martín Iparraguirre en entrevista a Crónica se refirió a la crisis que se vive a nivel provincial en los distintos estamentos del Estado. El funcionario planteó que, hoy por hoy, en la delegación local de dicho organismo no se registran problemas con los agentes locales, pero sí remarcó que hay conversaciones permanentes con el gremio ATE para mejorar las condiciones laborales.

Iparraguirre comenzó señalando que “durante los últimos dos meses, la delegación local del IPV tuvo su propio escenario de reclamos particulares, vinculados a gestiones de vieja data, en cuanto a asignaciones de categorías, reconocimientos de pases a planta permanente y otras temas pendientes. La conflictividad que se generó en la provincia se superpuso con la de Comodoro, fue algo paralelo con los reclamos del instituto en general. Sin embargo, nuestra delegación mantuvo su nivel de trabajo, con algunas limitaciones, por supuesto, pero mantuvimos el nivel”, explicó el exintendente de Rada Tilly.

En la misma línea, el funcionario destacó que, desde octubre del año pasado (momento en el que asumió el cargo) la actividad en la delegación local del IPV se mantuvo normal: “hemos entregado viviendas para distintas cooperativas, también hemos resuelto algunos problemas en el barrio Restinga Alí relacionados a la emergencia climática. El desarrollo de tareas ha sido continuado. Al mismo tiempo, hemos tenido conversaciones con la representación gremial de ATE y mantenido un diálogo abierto y constante para superar esta conflictividad local. Hemos llegado a algunos acuerdos para pautar la resolución de demandas particulares de agentes, y al mismo tiempo, proyectar la construcción de un organigrama definitivo que nos otorgue una estructura lógica para nuestra delegación” detalló.

Te puede interesar
Reina Nacional del Petróleo: última semana de inscripciones

Periodo de conflictividad

Por otra parte, el delegado local puso el foco en la gestión anterior del IPV y señaló que “nuestra delegación había atravesado un periodo de mucha conflictividad. La gestión del señor Daniel Carrizo tuvo conflictos políticos, y esto representó una pérdida de agentes que quedaron fuera de la delegación por una causa judicial. En otros casos, quedaron sin contrato luego de la partida de Carrizo. Por lo tanto, el personal se vio reducido, no solo en términos cuantitativos, sino también en términos de estructura funcional. Cuando yo llegué, la persona de mayor trayectoria en el ámbito de la tarea social se jubiló. Me encontré con un lugar con muy poco personal, sin estructura de funcionamiento” señaló.

 

Comentar
- Publicidad -