Ante inminente ataque turco, EE.UU. repliega sus tropas en Siria

Ankara quiere acabar con las Unidades de Protección del Pueblo kurdas, que fueron vitales para derrotar al Estado Islámico y a las que Turquía considera “terroristas”.

La Casa Blanca confirmó este domingo (06.10.2019), a través de un comunicado, que las tropas estadounidenses desplegadas en el norte de Siria se alejarán de la frontera con Turquía y no apoyarán la “largamente planeada” operación de Ankara, que tiene como objetivo a las milicias kurdosirias presentes en esa zona y a las que el gobierno de Recep Tayyip Erdogan considera grupos terroristas.

“Turquía pondrá pronto en marcha su largamente planeada operación en el norte del Siria. Las Fuerzas Armadas de Estados Unidos no apoyarán ni se involucrarán en la operación”, dice el documento. “Las fuerzas de Estados Unidos, tras derrotar al ‘califato’ territorial del EI (Estado Islámico), ya no estarán más en el área inmediata”, añade la nota, emitida tras una conversación telefónica del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, con Erdogan.

Este fin de semana, Erdogan advirtió que es “inminente” una intervención militar en territorio sirio contra las milicias kurdosirias en el este del río Éufrates, y afirmó que a Ankara se le acabó la paciencia para esperar el apoyo de Washington en esta acción. El objetivo de la operación es acabar con las Unidades de Protección del Pueblo (YPG), aliadas de Washington, pero consideradas “terroristas” por Ankara por sus vínculos con el proscrito Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK), la guerrilla kurda activa en Turquía.

Te puede interesar
Luis Almagro dijo que "había dos espías argentinos en la misión de auditoría" de la OEA

Los combatientes del EI

La nota de la Casa Blanca también critica a “Francia, Alemania y otras naciones” por no repatriar a sus ciudadanos detenidos en el norte de Siria que se sumaron a las filas del Estado Islámico (EI). “Turquía será ahora responsable por todos los combatientes del EI capturados en esa área en los últimos dos años tras la derrota del ‘califato’ territorial por Estados Unidos”, dijo Washington.

Desde 2016, Turquía ha llevado a cabo dos operaciones militares importantes en el noroeste de Siria para purgar la región del EI y de las YPG, por lo que la anunciada sería la tercera. Ankara afirma que la presencia de las YPG en el este del Éufrates es una amenaza para su seguridad nacional y acusa a Estados Unidos de armarlas y entrenarlas.

Comentar
- Publicidad -