Se levantó el paro de aeronáuticos previsto para el fin de semana

Los pilotos de Aerolíneas Argentinas y Austral levantaron el paro y habrá vuelos el fin de semana, según confirmó el titular de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA), Pablo Biro.

El Gobierno mantuvo anoche negociaciones con el gremios de pilotos de líneas aéreas y se logró evitar, al menos por ahora, la medida de fuerza.

“Suspendemos la medida de fuerza sólo porque un funcionario de la Secretaría de Trabajo se puso como garantía en las negociaciones que estamos llevando adelante”, explicó Biro luego de la reunión con el Gobierno.

“Suspendemos la medida de fuerza, que igual podemos implementar la semana que viene, todavía no hay ningún acuerdo”, agregó Biro.

El conflicto

El paro nacional que afectaba 650 vuelos -nacionales e internacionales- de Aerolíneas Argentinas y de Austral iba a perjudicar a cerca de 75.000 personas.

El secretario de Prensa de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas, Juan Pablo Mazzieri, había ratificado la medida poco antes de que -sobre las 19 horas de ayer- volvieran a reunirse con funcionarios de Trabajo.

Con ese panorama y pese a las excusas y acusaciones cruzadas realizadas tanto desde el gobierno como desde el sindicato, lo cierto es que el paro de los pilotos durante 48 horas quedó, al menos, suspendido.

Situación en el aeropuerto local y cómo afecta una medida de fuerza de los aeronáuticos
Para esta ciudad y con un aeropuerto que tiene seis vuelos diarios de las líneas afectadas, con un flujo importante de pasajeros, la afectación principal de un paro es la demora que causa el reacomodamiento de esos destinos demorados por la medida de fuerza más que la espera en aeropuerto.

Te puede interesar
Puerto Deseado: La comunidad boliviana marchó a favor de Evo Morales

Es que, según señaló Guillermo Schneider -Presidente de la Asociación Patagónica de Agencias de Viajes- “sin dudas la media afecta a una muy importante cantidad de pasajeros pero nuestra plaza tiene una ocupación de plazas que se sitúa entre un 70 y 80% de tickets corporativos con lo que, hay un aviso previo de suspensiones o eventuales demoras por estas situaciones, con lo que no se llega a la ocupación -en aeropuerto- de pasajeros en espera de novedades”.

Pese a ello, hay pasajeros que se acercan al aeropuerto y se encuentran con las novedades en el mismo lugar “lo que complica las esperas o los regresos a domicilios ante la imposibilidad de viajar, y las demoras lógicas que se suceden durante los días subsiguientes con la reprogramación de vuelos que no salieron”.

Consultado respecto de qué sucede con los boletos emitidos en esos vuelos que no llegan a concretarse, Schneider señala que “el pasajero tiene 15 días para, sin ningún tipo de costos, realizar los cambios que quisiera hacer con su viaje”, destacando que “no se cobran ni multas ni diferencias tarifarias”.

Comentar
- Publicidad -