El primer camión 100% autónomo: no tiene cabina, pero puede verte

Hasta ahora Scania había puesto en funcionamiento camiones con tecnología autónoma a disposición de algunos clientes, pero manteniendo la cabina tradicional para que pudiera ser conducido por un operario humano. Esto ya no es así con la última creación de la marca sueca.

El Scania AXL es el primer prototipo de camión totalmente autónomo que prescinde de todo control humano, por lo que se ha fulminado la cabina, además de introducir nuevas soluciones en el sistema de propulsión que mueve a esta mole.

Precisamente en las minas se encuentra el escenario repetitivo y rutinario perfecto para que los primeros camiones autónomos desplieguen sus habilidades y los sistemas se pongan a prueba, sustituyendo a los primeros camioneros.

Desde Scania afirman que en este tipo de vehículos es más importante el software que el hardware, así que la firma ha desarrollado un intenso programa de desarrollo hasta crear un entorno de control inteligente que se encarga de decir al camión cómo debe actuar en cada momento.

El motor también es importante en el AXL, pues Scania sigue avanzando en tecnologías limpias. No se trata de un vehículo electrificado, sino que utiliza biocombustibles renovables, de origen sostenible. No han hecho ningún apunte a su arquitectura, pero posiblemente se trate de un motor V8 con turbo.

Pese a no contar con una cabina propiamente dicha, Scania ha tratado de mantener su lenguaje de diseño y aseguran que han creado un producto reconocible con su marca, aunque básicamente el frontal se reduce a unas pocas piezas para cubrir el radiador, la mecánica y le electrónica.

Siete cámaras, un sensor láser que reconoce el terreno en busca de obstáculos y tres radares integrados aportan una cantidad ingente de información para formar diferentes mapas virtuales en tiempo real con los que el AXL decide por dónde hacer su ruta.

Pasa solucionar la incertidumbre de si el Scania AXL detecta a los peatones que hay cerca, una línea de LED horizontal (HMI) que rodea todo el perímetro del camión sigue la posición del peatón a modo de reflejo para que sepa que el camión sabe que les está teniendo en cuenta.

Otra de las características fundamentales del Scania AXL es su concepción modular con la que está dispuesto a cambiar el segmento del transporte. Al igual que hemos visto en otros conceptos, el AXL está formado por un chasis que se puede adaptar a diferentes propósitos reduciendo los costes de producción y maximizando la polivalencia de los camiones del futuro.

Comentar
- Publicidad -