Estuvo prófugo durante 17 años y lo encontraron en una cueva gracias a unos drones

Casi dos décadas de huida llegaron a su fin gracias a unos drones.

La policía china arrestó a un hombre que había estado huyendo de la justicia durante 17 años.

El detenido fue identificado como Song Jiang, de 63 años, quien había sido encarcelado por tráfico de mujeres y niños, pero escapó de una prisión en 2002.

Y la captura fue posible gracias a unos drones que detectaron su escondite en una cueva.

Totalmente aislado

El hombre había estado viviendo en una pequeña cueva de unos dos metros cuadrados y aislado de la interacción humana durante años.

La policía de Yongshan recibió pistas sobre el paradero de Song a principios de septiembre, dijeron en su cuenta de WeChat.

Esas claves los llevaron a las montañas detrás de su ciudad natal en la provincia de Yunnan, en el suroeste de China.

Después de que las búsquedas regulares no arrojaron resultados satisfactorios, las autoridades enviaron drones adicionales para ayudar a los policías.

Los dispositivos voladores lograron identificar un material de color azul en un acantilado que era utilizado como un aparente techo, así como restos de basura doméstica en los alrededores.

Luego, la policía se acercó a pie y encontró a Song en una pequeña cueva donde se había escondido durante años.

¿Cómo sobrevivió?

Según la policía, el hombre había estado recluido durante tanto tiempo que le era difícil comunicarse con los agentes policiales.

Te puede interesar
Un estudio dice que el COVID-19 ya circulaba en Italia en septiembre de 2019, mucho antes de que China reconociera la existencia del virus

Medios de comunicación estatales dijeron que Song usó botellas de plástico para recolectar agua de un río y ramas de árboles para hacer fuego.

El hombre fue enviado de regreso a la cárcel.

Comentar
- Publicidad -