Lacunza: “Si Macri gana, en su segundo mandato se crecerá al 3% anual”

El ministro de Hacienda aseguró que el Gobierno se puso metas muy ambiciosas para la inflación, pero advirtió que si el Presidente es reelecto habrá políticas pro exportación y empleo lograr ese objetivo. Sorprendió con una coincidencia explíticita con Matías Kulfas, del equipo de Alberto Fernández.

El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, hizo “autocrítica” de parte del Gobierno y dijo que el error fue pensar que “se podía bajar la inflación y crecer cuando había que recomponer tarifas”.

“Una de las autocríticas que tenemos que hacer es que no se deben poner metas muy ambiciosas porque se pierde credibilidad”, lo que se habría corregido en el proyecto de Presupuesto 2020 al haber fijado un tope de suba de precios anual de 34%, dijo Lacunza en una charla abierta organizada por el diario Clarín.

Sobre la inflación, Lacunza agregó que antes de la devaluación post electoral, la suba de precios se desaceleraba, pero la suba del dólar los “impactó”, proceso que “se va a detener”, y “para 2020 vamos a volver a ese sendero”.

“Cuando me convocó el Presidente, tuvimos un diálogo sobre el tipo de cambio, y me pidió que el salto que vivía el dólar en ese momento fuera el último, porque se traslada a los precios y crea más pobreza”, dijo Lacunza.

“Si ganamos las elecciones, durante el próximo mandato del presidente Mauricio Macri habrá un crecimiento de un 3% anual”, aseguró Lacunza, y puntualizó que esto se logrará con políticas pro exportación y empleo.

En tal sentido, defendió las medidas anunciadas por Macri sobre baja de cargas laborales, porque “si tengo que hacer un sacrificio fiscal, me inclino por los impuestos al trabajo, porque no es cierto que lo pagan los empresarios y los trabajadores, los pagan quienes tienen menor poder de negociación”, remarcó.

Te puede interesar
Macri calificó de "vergonzoso" un titular del diario Página 12 que relacionó a Soledad Acuña con el nazismo

“El 36% de pobreza promedio que está instalado en el país desde hace varias décadas”, dijo Lacunza, “nos debe interpelar a los funcionarios de todos los poderes”, y agregó que “los pobres también están en las provincias” que fueron a las Justicia contra la baja del IVA.

Fondo Monetario

El funcionario aseguró que en su visita Nueva York encontró “gran expectativa de los inversores sobre la Argentina”, y explicó que esto respondió a que se espera una “propuesta para la negociación de la deuda”.

Sobre el problema de la deuda, Lacunza dijo que no hay un problema estructural, sino que “ante la incertidumbre que se generó por el proceso electoral, todos quieren cobrar cash, y eso muy pocos países podrían sostenerlo”.

El funcionario aseveró que coincide con Matías Kulfas, economista del equipo de Alberto Fernández, candidato presidencial del Frente de Todos, en que es necesaria “una propuesta amigable” a los acreedores.

Sobre el Fondo Monetario Internacional (FMI), dijo que “el diálogo es permanente” y adelantó que en dos semanas se volverá a reunir con sus autoridades.

“En cuanto a que no hay desembolso -comentó Lacunza-, no quiere decir que no lo haya en el futuro”.

“Quedan tres semanas de incertidumbre electoral y, una vez que ésta se haya disipado, se va a saber si hay un programa económico en Argentina”, dijo Lacunza, y añadió que “el desembolso va a ser este año”, ya que “se han cumplido todas las metas del acuerdo”.

Cepo y deuda

Para explicar el cepo cambiario y el default selectivo, Lacunza comentó que “el Presidente me pidió que cuidara a todos los argentinos en el momento delicado de la transición electoral”.

Por este motivo, explicó “tomamos medidas incómodas, porque eran necesarias para evitar males mayores”, lo que tuvo como fundamento que el tipo de cambio del dólar estaba “90% más alto que el oficial de fines de 2015 y 60% por arriba del que tenía en 2018 antes de que comenzaran las turbulencias”.

Te puede interesar
Macri calificó de "vergonzoso" un titular del diario Página 12 que relacionó a Soledad Acuña con el nazismo

“Para contener esta presión irracional sobre el tipo de cambio en la incertidumbre electoral, se recurrió al control cambiario”, el que puede ser “suspendido rápidamente, en cuanto esté resuelta la negociación de la deuda, que puede hacerse en seis semanas, no hacen falta ocho meses”, remarcó.

Con relación a las críticas sobre estas medidas, enfatizó que “se hacen análisis parciales”, y que se buscó “preservar siempre al ahorrista individual”.

Lacunza felicitó la solidez del sistema financiero gracias a que “se ha aprendi, respecto de la crisis de 2001” y comentó que en el pico de la corrida cambiaria conversó con los bancos para que “si la gente pide un dólar pongamos dos sobre el mostrador”. Reconoció que esto fue posible por “la gran liquidez”.

Sobre la tasa de interés reconoció que “no es normal ni sostenible, es de pánico, pero hay que estimular el ahorro en pesos para que no se dolarice. El Banco Central ya está dando señales de que la bajará en cuanto pase la incertidumbre electoral”, precisó.

Lacunza aseguró que el Gobierno deja en herencia una situación “mucho más robusta” de la que recibió en 2015, a pesar de que “en materia de bienestar, los resultados no fueron los esperados”.

“Este año vamos a tener casi equilibrios gemelos considerando el resultado primario, dejamos resuelto el problema de las tarifas, exportamos energía en lugar de importarla, y bajamos los impuestos”, dijo el ministro

Y hasta aseguró que se crearon 1.250.000 puestos de trabajo”, más allá de “aumento la demanda”, pero esto no quiere decir que se haya destruido empleo.

Comentar
- Publicidad -