Federación Económica manifiesta dificultades para pagar el bono 

Caleta Olivia (Agencia) El presidente de la Federación Económica de Santa Cruz (FESC), Guillermo Polke, reiteró que los comercios y las pequeñas y medianas empresas (pymes) no pueden afrontar el pago del bono de $5.000 dispuesto por el gobierno nacional. Además volvió a advertir que el sector se encuentra en “estado de emergencia”.

“Se estableció un bono de $5.000 para paliar la recesión que el propio gobierno nacional provocó, y está causando estragos en la economía. La Federación Económica rechaza la medida ante la situación de crisis en la actividad debido a la inflación y la caída de las ventas. Por esta coyuntura, se había solicitado la prórroga de la ley que establece la Emergencia Comercial en Santa Cruz, y que fue extendida por la Legislatura con el fin de paliar la crisis y frenar los embargos de la AFIP”, apuntó Polke.

Cabe destacar que el gobierno nacional oficializó este jueves -a través del Boletín Oficial- el bono de $5.000 para el sector privado que excluye a los empleados públicos, a los trabajadores del régimen de trabajo agrario y al personal doméstico.

El titular de la FESC insistió en que “el sector comercial y empresarial de Santa Cruz se encuentra en emergencia y que se dificulta abonar un bono o cualquier compensación salarial debido a la crisis. Ante este panorama, vamos a solicitar a las autoridades nacionales un tratamiento especial para las pymes santacruceñas. Nuestra entidad defenderá al sector, y a través del diálogo y el consenso buscará que no se sancione aquel comercio o empresa que no pueda pagar este bono”.

Te puede interesar
Fútbol de veteranos: están los semifinalistas de Seniors “A”

Por último, Polke hizo hincapié en que “si bien la medida es justa, ya que hay una necesidad de intentar morigerar el problema de la pérdida de poder adquisitivo del salario de los trabajadores, a su vez se está poniendo en aprietos las finanzas de los comercios y pymes”. Reiteró, una vez más, que “la sostenida caída del mercado interno, a lo que se suma un aumento desproporcionado de las tarifas dolarizadas de los servicios públicos, tasas de interés descomunales, más la presión tributaria, han colocado a las pymes en estado de emergencia y a otras en estado terminal, y parece que el gobierno de Mauricio Macri no se da cuenta de ello, como no se da cuenta de otras cuestiones sociales y económicas del país que ya le pasaron factura en las últimas elecciones”.

 

 

Comentar
- Publicidad -