Fauna Brava: pequeñas esculturas de tela y vellón

Fauna Brava es una marca artesanal de juguetes y juegos textiles que realiza muñecos en telas reutilizadas, lavables y duraderas. La propuesta se basa en un diseño sustentable que pone en valor lo lúdico y el consumo responsable.

Así se autodefine: Hace seis años llevamos adelante este proyecto que comenzó con la búsqueda de elaborar un producto textil que permitiera el reciclado de telas y una producción sustentable. Nuestro nombre Fauna Brava se debe a que nos inspira la animalidad y es nuestro eje de diseño. Se puede desde lo animal empezar a hablar de biodiversidad, de naturaleza, y de conciencia y responsabilidad ecológica. Somos una marca autogestiva que se encarga íntegramente de todos los pasos en nuestro proceso de elaboración de juguetes a partir de la estrategia de las tres R, reciclar, reutilizar, reducir.

A nivel local y nacional logró posicionarse como una de las primeras marcas de primera infancia de juegos didácticos de materiales ecológicos de diseño sustentable. A nivel provincial es una marca pionera de diseño cultural de transición y productora de la industria cultural local. “Nuestros muñecos se comercializan en puntos estratégico turísticos de la provincia como Puerto Pirámides y Puerto Madryn lo que nos posiciona como una propuesta de oferta regional en productos con identidad local” cuenta Romina Palma, creadora de Fauna Brava en una nota que brindó a Empresas + Negocios durante su última visita a Comodoro Rivadavia.

Fauna Brava y sus tres líneas de productos

Durante los seis años de trayectoria que tiene la marca ha desarrollado tres líneas de productos: una de muñecos para coser y armar, otros de apego y la última recién inaugurada, títeres de dedo. Todos ellos 100 % biodegradables hechos con tejidos naturales y rellenos de vellón hipoalergénico cuando la mayoría -por no decir todos- están rellenos de una fibra plástica.

• Los muñecos blandos de apego tienen formas de animales autóctonos de la región, pingüino, ballena, huemul, y/o en peligro de extinción como jirafas, elefantes e hipopótamos.
• Las láminas didácticas para cortar, armar y coser, parten del molde como una serie de pasos secuenciales que guían al público a producir sus muñecos mediante procesos simples y eficaces. Acerca al niño educativamente al proceso de construcción textil. Para enseñar a coser y estimular la experimentación. Es un producto de desarrollo propio que cuenta con Patente Industrial del Instituto Nacional de la Propiedad Industrial.
• La última creación son los títeres de dedos, hechos también artesanalmente con tinta al agua sobre puro algodón.

Impacto social

Acerca de este punto de “Impacto social” explica que llevan adelante una metodología de trabajo colaborativo donde cada parte del proceso de producción se piensa y se elabora a partir de la mirada consciente de especialistas y expertos con los que trabajan hace muchos años. “Producimos a escala humana, con velocidad flexible, respetando la capacidad del material natural por regenerarse y las necesidades estacionales del mercado. La cadena de producción está diseñada reduciendo las etapas del proceso de elaboración”.
“Se fomenta la identidad patagónica como eje cultural y símbolo del medio ambiente.

Trabajamos con algodón natural, argentino, procedente de Chaco e hilado artesanalmente y rellenos con estopa de descarte de una cooperativa del Chaco, una de las últimas cooperativas textiles del país” y agrega en cuanto al packaging, es un plástico biodegradable, un nuevo producto que se fabrica en Córdoba. “Así logramos juntar distintas iniciativas sustentables del interior del país en un producto regional y autóctono” afirma.

Diseño Sustentable

Buscan fomentar el diseño sustentable y el consumo responsable como estrategia para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible establecidos por Naciones Unidas para lograr el desarrollo de las comunidades globales. A continuación detalla cada parte del proceso: elaboramos con el mínimo impacto, con el menor uso de agua y energía.

La estampa no utiliza electricidad. El proceso de corte se realiza artesanalmente con tijera uno por uno. Se cosen artesanalmente con la técnica tradicional de una aguja, se utilizan máquinas de bajo consumo y se terminan a mano.

Aplicamos una política de mejora continua en los procesos para lograr hacerlos cada vez más efectivos y dinámicos con el fin ahorrar en el consumo de energía y con un uso responsable del agua, optimizando los traslados para reducir la huella. Somos un emprendimiento cero desperdicios.

La tinta se estampa mediante una técnica seca, con lo cual se reduce al mínimo el uso de recursos y se cuida el agua necesaria en el proceso.

El packaging está realizado con bioplástico, es un material compostable y biodegradable de nuevo desarrollo en nuestro país. El relleno es estopa de algodón que proviene del rezago de la fabricación de textiles de ese origen. Su construcción está pensada para la máxima durabilidad y para proponer un producto 100 % biodegradable.

Diseño de transición

El concepto de “diseño para la transición” se lo conoce como una tendencia y una práctica emergente el cual trabaja para crear estilos de vida alternativos beneficiosos para la economía, la sociedad y el planeta.

Romina indica que este es un concepto que hizo propio para con su marca. Explica que es un diseño “pensado para el buen vivir y para cambiar hábitos de consumo”. Habla de prácticas colaborativas, interdisciplinares y co-creativas junto a los usuarios. Que busca que el consumidor se pregunte antes de la compra de qué está compuesto el producto, si en verdad es una necesidad a cubrir, qué pasa después de su uso, etc. “En esto el consumidor tiene un rol no solo fundamental sino también protagónico en esto” asegura interpelando a los lectores a que se sumen a esta tendencia.

Acerca del origen de Fauna Brava y de su fundadora, Romina Palma

Romina Palma es una Comodorense que se abrió camino en el mundo del diseño a nivel nacional, pero que reivindica en cada tramo de la entrevista su pertenencia a esta ciudad costera industrial. Su producto ha tomado un vuelo excepcional del que aún no se percibe cuál será el techo.

“Es una idea que tiene mucho que ver con la ciudad de donde vengo. Mi familia también es de acá. Mi abuela modista o costurera, al igual mi mamá. Ellas nos hacían siempre nuestras prendas y siempre teníamos el juego de que con los descartes teníamos que hacer muñecos. Pensá que era una práctica familiar que hizo que cosa desde los doce años de edad aunque jamás fue pensado como un oficio para mí” relata.

Estudió algunos años Comunicación Social en la UNPSJB, una época de la que asegura ha tomado muchos conceptos ya que siente que la comunicación ha sido uno de los pilares de su marca. Luego se mudó a Ciudad de Buenos Aires donde transitó la carrera de Bellas Artes en el Instituto Universitario Nacional del Arte –IUNA- con una orientación en artes del fuego, lo que explica que se basa en la creación de esculturas con técnicas de temperatura.
“Lo que más me apasionó fue la escultura y el volumen, un concepto que transferí a Fauna Brava como esculturas de tela” cuenta y lo describe como el gran diferencial.

Participar de concursos y ferias con admisión

Fauna Brava es un emprendimiento referente a nivel nacional de diseño responsable y sustentable, que ha participado en innumerables eventos provinciales y nacionales.
Desde su experiencia incentiva a otros emprendedores a que se postulen para concursos, premios o para participar de diferentes ferias ya que Romina asegura que aunque no se gane siempre ayudan a mejorar el producto, a ponerse objetivos, a que otras miradas den su devolución y que todo eso en su experiencia fue una de las cosas que más les permitió crecer como marca. “Por supuesto hay muchos que no ganamos pero todos nos han hecho repensar en la estrategia, el producto y demás” comenta la fundadora de Fauna Brava.

Feria Puro Diseño 2019

Durante este fin de semana están participando en la Feria Puro Diseño, donde fue seleccionada junto a otros representantes del Chubut. Para esta edición realizó títeres de dedo que representan la fauna autóctona. Son un pingüino, una ballena y un huemul para que estén representadas todas las regiones de la provincia. “Me fui un poco por el mar porque soy de Comodoro” -ríe- y aclara que quisieron poner en valor no solo el paisaje sino también la biodiversidad local a la que considera que muchas veces no se mira.

Cuenta que una de las condiciones para presentarse en la feria es tener un producto innovador que no se haya mostrado antes sino que sea esa su primera aparición.
Otro punto que recuerda es que en la primera edición les permitió sobre todo contactarse con otros emprendedores del país que también trabajaban la línea de la sustentabilidad.
“Uno muchas veces cuando comienza se siente solo, y en ferias así es cuando ves que hay otros como vos en todo el país y con quienes podés generar una comunidad”.

Premios

Fauna Brava fue seleccionada para exhibir sus productos en el MICA Diseño 2013 realizada en el predio de Tecnópolis en Ciudad de Buenos Aires, y también fue elegido como proyecto destacado por el Programa para el Desarrollo de Jóvenes Emprendedores del Ministerio de Industria de la Nación.

Para finalizar los dejamos con uno de los pasajes de la entrevista que dan cuenta que ella misma encarna los valores de su marca.

De temprana edad en largos inviernos y vientos intensos, aprendí a jugar y a desarrollar actividades lúdicas detallistas en sus técnicas, como bordado, tejido, pintura y costura. Esta experiencia heredada del hacer manual y artesanal me permitió desarrollar una propuesta de diseño que invite a las persona al hacer manual, en conexión con el otro y con el entorno que los contiene.

Contacto
Facebook: Fauna Brava
http://faunabrava.blogspot.com/

Comentar
- Publicidad -