Tiene el cráneo deformado y no la dejan entrar al jardín “para que no asuste a los demás chicos”

Una nena de dos años padece una enfermedad no diagnosticada que le provocó una deformidad de cráneo. Las autoridades del jardín de infantes le prohibieron el ingreso.

Sofya Zakharova tiene dos años, nació en Bashkortostan, Rusia, y padece una extraña enfermedad que los médicos todavía no lograron diagnosticar, y que le provocó una serie de deformidades a lo largo de su cuerpo. Su cráneo y frente son más anchos de lo común, y algunos dedos de las manos y los pies están pegados entre sí.

Pero esto no es todo. Según informó el diario inglés The Daily Mail, los padres de la niña quisieron mandarla al jardín de infantes, pero se toparon con la negativa de las autoridades, que no los dejaron inscribirla “por miedo a que su cráneo deformado asuste a los demás chicos”.

Svetlana Zakharova, madre de la nena, aseguró que tienen pensado operar quirúrgicamente a su hija, pero que los médicos, inexplicablemente, lo fueron posponiendo reiteradas veces.

Y contó que desde el colegio le avisaron que solo será aceptada si primero se opera: “Primero debe concretarse la cirugía. De esta manera ella va a poder ingresar como el resto de los chicos”.

A pesar de haber recibido el apoyo de la ONG Rainbow of Goodness, la escuela se mantuvo firme en su decisión. Esto, según explicó la psicóloga Ekaterina Belan, puede resultar contraproducente para Sofya: “Cuánto antes pueda tener esa experiencia (interactuar con otros chicos) más fácil le va a resultar lidiar con la enfermedad que tiene y con la que crecerá”.

Comentar
- Publicidad -