Hospital Regional: por la retención de servicios, solo funcionan las guardias mínimas

Miriam Monasterolo, directora del Hospital Regional, en diálogo con Crónica se refirió a la situación que se vive por estos días en el histórico nosocomio comodorense, paralizado en parte por la retención de servicios de los trabajadores y de profesionales. Si bien el panorama luce complicado, las atenciones mínimas siguen siendo una garantía para la población. La funcionaria no negó inconvenientes en el funcionamiento diario de la institución, pero aseguró que con los recursos que tienen tratan de dar la mejor atención a la comunidad.

“La salud es un servicio esencial, está declarado así por la Organización Internacional del Trabajo y por los distintos tratados internacionales que tienen carácter constitucional, también por las leyes que amparan la salud como un servicio de este tipo. No podemos dejar de brindar la prestación. Si bien uno entiende que la retención de servicios es legítima por la no percepción de haberes, una vez que los trabajadores cobran sus sueldos, lo lógico sería que vuelvan a trabajar. No obstante, nosotros aceptamos los distintos paraguas gremiales, que plantean asambleas permanentes todo el tiempo. Ellos han englobado ante el Ministerio de Trabajo todas estas opciones, para cubrir a todos los trabajadores, agremiados y no agremiados”, sostuvo Monasterolo.

Por estos días, los trabajadores del hospital permanecen instalados en el hall de entrada del edificio. Al ingresar al nosocomio, pueden verse carteles pegados que dan cuenta de la situación que se vive en el estrato de la salud pública.

Los anestesistas, con medidas de fuerza

Te puede interesar
Comodoro adhirió a la “Ley Micaela”

Pese al duro contexto que se vive dentro del Hospital Regional, hay un compromiso por parte de los trabajadores de garantizar las atenciones mínimas para la comunidad. “Este compromiso garantiza que las guardias mínimas están atendidas permanentemente. Estamos garantizando la atención integral del paciente internado. Tenemos algunas dificultades con los quirófanos, si bien se entiende que todo paciente internado debería poder operarse, los anestesistas han decidido una medida de fuerza que consiste en tener habilitado un solo quirófano por día, y no tres, como habitualmente tenemos”, explicó la directora del nosocomio.

En la misma línea de análisis, Monasterolo señaló que la medida de los anestesistas perjudica directamente a los pacientes, ya que el número de operaciones que pueden llevarse a cabo en el hospital es muy bajo. Incluso, reveló que la mayor cantidad de quejas que reciben es por los tiempos en los cuales permanecen internados los pacientes, que ahora son muy extensos. “Esto tiene un fuerte impacto. Si no se opera a una persona rápidamente, su diagnóstico puede agravarse. Esta mañana (por este martes) estuvimos reunidos con varios especialistas, y la semana pasada con el servicio de cirugía. Nos manifestaron la preocupación que existe, hay muchos pacientes que no pueden operarse porque solo funciona un quirófano. Hay una ley provincial que obliga a los anestesistas a permanecer en el servicio, lo que quiere decir que ellos en realidad no pueden hacer retención de servicios. Creo que este es el servicio más resentido del hospital”.

 

Comentar
- Publicidad -