En el Hospital solo funcionan las guardias mínimas

Trabajadores del Hospital Regional permanecen instalados en el hall central del edificio, llevando a cabo una retención de servicios por tiempo indeterminado. Si bien en el nosocomio el colapso no es total, como sí lo es en educación y justicia, los agentes de salud sienten el cansancio y la falta de respuestas concretas por parte del Ejecutivo Provincial.

“Es muy raro que el personal de salud deje de trabajar por completo. En salud no podés paralizar el servicio, porque hay áreas esenciales que requieren atención de forma permanente. Por ejemplo, no podemos dejar de atender la terapia intensiva, la terapia intensiva pediátrica o la neonatología. No podemos abandonar esos servicios, si viene alguien a atenderse por una urgencia, nosotros tenemos que estar” comentó Norma, una de las trabajadoras que permanece en el hall de ingreso al hospital.

En la misma línea, la mujer contó una triste anécdota que sucedió el otro día con el servicio de lavandería del nosocomio: “el otro día, en el lavadero había una sola máquina funcionando, y andaba mal. Vos no podés lavar mal una sábana, eso tiene un protocolo. Si queda manchada, eso significa un riesgo, puede quedar contaminada. No se puede usar con otro paciente si queda en esas condiciones. Tampoco podés dejar de darle de comer a los pacientes. Es decir, todos los servicios son importantes en algún grado”.

Te puede interesar
Clima: viernes agradable, con una máxima de 20 grados

Por su parte Carlos, otro de los trabajadores del hall, se refirió a las medidas de fuerza y las definió como “una manera de decir ‘loco, dennos bola. Ya laburamos el mes, ahora queremos cobrarlo, déjense de joder’. El problema es que esto no se visibiliza del todo. Para colmo, hay internas por todos lados. Nación se pelea con Provincia, los gremialistas entre ellos, y los políticos también entre ellos. Nosotros solo queremos cobrar nuestro sueldo, es lo único que pedimos”.

Para cerrar, los dos trabajadores se refirieron al rol de la directora del hospital, Miriam Monasterolo. “Ella está en las mismas condiciones que nosotros, es una funcionaria más. Cobra como todos nosotros. Menos mal que no tenemos un cuarto y quinto escalafón de pagos, porque si no la situación sería mucho peor. Como sigan atrasando los pagos, la situación se va a complicar mucho más. Los políticos nos mienten constantemente. Nosotros solo pretendemos cobrar nuestros sueldos, nada más”.

Comentar
- Publicidad -