Mansilla: “Ella murió físicamente pero no su espíritu”

Tal como había indicado la semana pasada, Jorge Mansilla, esposo de Cristina Aguilar, participa de las actividades llevadas adelante por el sector en el marco de la lucha que llevan adelante, ocupando el lugar de la mujer que falleció en un accidente.

Tras la muerte de María Cristina Aguilar, una de las docentes de la Escuela Nº 738 que perdió la vida hace una semana en un vuelco en la zona de Uzcudum cuando regresaban de la capital provincial con destino a Comodoro luego de una movilización, su esposo, Jorge Mansilla, además de responsabilidad al gobierno de Chubut por la pérdida indicó que él tomaría el lugar de su pareja en la lucha docente.

Es así que ayer estuvo presente en el bloqueo a playa de tanques, y comentó a Crónica que “esto se lo prometí a Cristina mientras la despedía, fui al colegio donde ella trabajaba y ayer (por el lunes) me enteré de esta convocatoria, hoy (por ayer) fui a saludar a mi hermano y me dije ‘no puedo estar acá’ entonces vine con los compañeros a pelearla como ella hacía. Voy a seguir estando donde tenga que estar porque ella está en mí y no podría hacer otra cosa”.

Asimismo narró que “ella estuvo en todos los cortes, incluso cuando los disfrazados de petroleros golpearon a los maestros, era una mujer que tenía miedo al conflicto, muy sentimental y muy buena y estuvo en todos lados en todos los cortes, estuvo hasta el final. Esa noche cuando partía hacia Rawson no tenía ganas de ir pero decía no voy a traicionar a mis compañeros, ella murió físicamente pero no su espíritu, está en mí, en mi familia, en mis hijas. Yo soy Cristina, no voy a parar nunca voy a seguir su reclamo y el de sus compañeros hasta que me dé el cuerpo”.

Te puede interesar
El comedor “Mi Lugar” solicita donaciones de la comunidad

Respecto al día a día, Mansilla mencionó que ampliaron fotos de la docente, de los lugares donde iba a pasear con sus compañeras; “en casa es difícil no recordarla porque está en todos lados” explicó.

“Salí porque necesitaba venir solo, pensando en el camino y esto me da mucha tranquilidad y paz, sus compañeros, no puedo entender cómo gente tan buena está así. Ellos me acompañan, están conmigo y me dan apoyo y contención, me dan fuerzas” concluyó.

Comentar
- Publicidad -