Carolina Stanley aseguró que intenta evitar acampes de los movimientos sociales

La ministra de Desarrollo Social consideró que los cortes de calles “son extorsivos porque complican a mucha gente”.

La ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, aseguró este sábado que trabaja para “canalizar las diferencias” con los movimientos sociales “a través del diálogo” para evitar el acampe piquetero previsto para la semana próxima, y reiteró que los cortes “son extorsivos porque complican a mucha gente”.

“Uno espera que a través del diálogo se puedan canalizar las cuestiones, las diferencias y también buscar acuerdos y entendimiento. Me parece que nos vamos a poner todos de acuerdo sobre que hay una situación social que atender, pero que también estamos atendiendo”, dijo Stanley en una entrevista en CNN Radio.

La funcionaria destacó que “más allá de la sanción de la ley (de emergencia alimentaria) ya veníamos trabajando en ese sentido, había una emergencia social vigente, con un artículo puntual sobre emergencia alimentaria que nos había permitido ya reasignar varias partidas y poder trabajar en profundizar todo lo que tiene que ver con programas alimentarios”.

Y sobre la posibilidad concreta de que vuelvan los acampes en la avenida 9 de Julio, agregó: “Públicamente ellos han dicho que esta semana iban a ver si acampaban. Ya lo dije antes, cuando estuvieron en la calle, mis funcionarios están en permanente comunicación, con esas organizaciones sociales y con otras”.

Te puede interesar
El debate porteño mantuvo tendencia que marcó las Paso

“Tenemos que terminar como Argentina con los cortes. Hoy es un mecanismo político. Más allá de la situación social de fondo, después el corte se transforma en un hecho político. Porque cuando hay un canal de diálogo el corte no sólo es extorsivo sino que además complica la vida de muchísimos argentinos que están igual que ellos, complicados, atravesando una situación de incertidumbre, en muchos casos muy angustiados”, concluyó.

También explicó que desde su ministerio se trabaja en “reconvertir los planes sociales en fuentes de trabajo”, y que lo primero que se hizo fue “ver cómo esas personas pueden ser empleables”.

Stanley puntualizó que actualmente se entregan unos 400.000 planes sociales: “Hay 27.000 personas que salieron del plan social y están trabajando”, precisó.

Según la funcionaria, “lo importante es haber hablado de pobreza y ponerla como eje central, aunque no dijimos que necesariamente llegaríamos a la pobreza cero en cuatro años. Y también pusimos al Indec en el lugar en que debía estar: no podemos discutir la transparencia de los números”.

Por último, afirmó que “hay que entender la pobreza de manera integral, no solo a partir de los ingresos. Nunca dejamos de trabajar para reducirla”.

Comentar
- Publicidad -