Portugués encontró el empate en el final

Laprida estuvo muy cerca de llevarse el triunfo a la zona norte. Faltaban dos minutos y Gastón Páez sello el empate final en un partido donde la visita mereció un poco más. Deportivo Portugués recibió a Laprida en un encuentro correspondiente a la sexta fecha del Torneo Final de la Categoría B. Se disfrutó más del buen clima del sábado en el comienzo de la primavera que de un buen partido de fútbol. Es que ambos equipos no lograron deslumbrar a lo largo de los 90 minutos.

Laprida se lleva un punto con sabor a poco pese a ver sido por momentos superior al local. Los primeros 45 minutos fueron parejos en la mitad de cancha para ambos planteles, sin embargo a la hora de atacar fue Laprida quien logró acercarse más al arco rival. El visitante tuvo dos tiros libres muy cerca del área donde Sebastián Tureo remató e inquietó al uno Jorge Vera que respondió de manera correcta. Fueron pocas las situaciones que pudo generar Deportivo Portugués en la primera etapa.

La pelota paso más por la zona defensiva que en línea de ataque. Se observó seguridad en los pies de Saúl Iglesias, quien despejó en varias oportunidades los contragolpes de Laprida. En la segunda mitad nos regalaron un poco más de futbol, por lo menos el local salió con mayor iniciativa consiguiendo conectar entre líneas, acercándose a los metros finales del área defendida por Matías Armoya. El conjunto del Far West también intentó y tuvo las más claras.

Te puede interesar
Albert Luna se quedó con la Corrida de la Policía del Chubut

Así fue como abrió el marcador cuando se cumplían 8 del complemento: Darío Moreta aprovechó una pelota que quedo bollando cerca del área chica y con un remate al primer palo le daba la ventaja parcial. El uno a cero arriba le dio mayor confianza y tranquilidad al conjunto visitante que se fue adueñando poco a poco del juego en una tarde donde “Portu” no pudo enlazar su medio campo y los delanteros.

En varias ocasiones se observó a Facundo Amarilla bajando varios metros en busca de la pelota que tampoco así logró llegarle. Lo mejor para Portugués se vio en el final. El ingreso de Gonzalo Páez le dio un mejor rendimiento al equipo. En 15 minutos generó dos oportunidades claves para lograr la igualdad e incluso ganarlo. El delantero recién ingresado tiró un centro que rozó la mano de uno de los centrales de Laprida y el árbitro Britto no dudo en marcar penal.

Sotomayor se hizo cargo de la ejecución y remató desviado, tirando la pelota lejos del palo izquierdo del arquero. En los minutos finales Gonzalo Páez volvió a aparecer, pero esta vez para darle el empate a Deportivo Portugués cuando se moría el partido. Aprovechó un remate que quedó corto a metros del área grande y desde afuera disparó de volea colocando la pelota al fondo de la red y sellando la historia 1 a 1 en un duelo de verdes donde Laprida mereció un poquito más.

Comentar
- Publicidad -