Presentaron proyecto de ordenanza para regular los centros culturales

La Asamblea Multisectorial por la Cultura busca contar con una ordenanza que habilite los espacios culturales como tal y que evite multas y clausuras como ocurre en la ciudad.

Esta semana se presentó un proyecto de ordenanza en el Concejo Deliberante junto a firmas y avales con el fin de regular la actividad de los espacios culturales independientes.

La iniciativa surge de la Asamblea Multisectorial por la Cultura, conformada por referentes de centros culturales, artistas y gestores culturales de la ciudad, quienes comenzaron a reunirse con la necesidad de obtener una ordenanza que habilite este tipo de espacios, para reconocerlos y ampararlos dentro de la legislación municipal. Además, esto posibilitaría incluirlos en la categoría modos de uso en el Código de Planeamiento Urbano.

Anteriormente hubo varios pedidos y presentaciones de proyectos de este tipo, pero no prosperaron. Este proyecto fue recibido el lunes por el concejal Maximiliano Sampaoli junto a más de 500 firmas de vecinos y avales institucionales que fueron reunidos en una semana, además de otras planillas que siguen circulando por distintos espacios y que serán adjuntadas más tarde.

Regulación de la cultura

El referente del centro cultural El Rincón, Ezequiel López, comentó a Crónica que en un principio el proyecto fue parte de un trabajo que hizo para la tecnicatura de Gestión Cultural de la UNPSJB, y terminó con la conformación de una asamblea multisectorial por la cultura.

“Decidimos llevarlo adelante más que nada buscando una ordenanza que regule la estructura y hacer una categorización de los distintos espacios culturales según su identificación, que puede ser: casa de artista, multiespacio, teatro-bar, teatro independiente o sala de ensayo. Y según la cantidad de personas: 40, 100 o 200, esto lo que regula es la cantidad de baños y las condiciones que se deben tener para habilitar” explicó.

En la ordenanza también se habla de usos accesorios que pueden tener estos espacios, como puede ser un buffet que no sea mayor al 30% del espacio físico y la venta de distintos artículos (discos, libros, artesanías, obras de arte) de los cuales el 50% tiene que ser de origen comodorense, y el 70% regionales.

El año pasado se aprobó la ley de centros culturales en la Ciudad de Buenos Aires. También hay legislación en La Plata, Almirante Brown, Bahía Blanca, Neuquén, Corrientes, e incluso en Sarmiento.

“Nos están clausurando”
“El principal problema es que nos están clausurando” explica López con respecto al vacío legal que existe, dado que la ley no contempla estos espacios, que son relativamente nuevos.

Te puede interesar
Trabajos de reacondicionamiento en la plaza central del barrio Quirno Costa

Esta falta de legislación hace que los mismos deban ser habilitados como comercios, con las diferencias que existen con esta actividad. Esto la mayoría de las veces deriva en multas y clausuras, ya que como considera López “no hay ninguna habilitación, ni comerciales ni por parte de cultura, que regule estos espacios” y agrega que: “si quieren habilitar su espacio tienen que optar por la opción de salón de usos múltiples (SUM) que está pensada para salones de eventos, no les importa los metros cuadrados y te piden un mínimo de tres baños y otras condiciones” que al no poder cumplirlas señala que “esto obliga prácticamente a funcionar en la clandestinidad”.

López destaca que con la ordenanza se lograría la visibilización de los espacios culturales y la profesionalización de la gestión cultural, además que asegura que se genera una microeconomía alrededor, ya que son utilizados por artistas y colectivos tanto locales como de otras ciudades.

Hay cinco centros culturales en Comodoro

Uno de los artículos de la ordenanza busca la creación de un registro de centros culturales en la ciudad, que esté bajo la órbita de la Secretaría de Cultura. Ezequiel López señala al respecto que la idea es “poder trabajar articuladamente con el Estado, que estemos presentes en la agenda pública y no vernos como competencia, porque el fin principal de ambos es diversificar la cultura y hacer una sociedad con una educación cultural distinta”.

Además de los centros culturales municipales, en la ciudad hay cinco centros culturales independientes que se denominan como tal, en donde se brindan talleres, charlas, shows y encuentros de distinto tipo. Estos son: El Rincón, La Parra, Collage, El Domo y Actitud Pandora. También hay casas de artistas, ludotecas, bibliotecas y talleres que entrarían en esta ordenanza, así como “Mil Grullas” o “Espacio Rizoma” que actualmente están habilitados bajo la categoría de taller educativo.

Como contraparte, López cuenta que “han sido cerrados otros espacios como La Pastora y La Vela Maya, y al no haber una ordenanza hay muchas personas que no se animan a crear un espacio cultural tal como está definido, sino que van por otros rubros”. Asimismo, “El Domo del 3” se encuentra clausurado, y es una situación a la que se enfrentan comúnmente al no existir una habilitación especial para estos lugares.

Comentar
- Publicidad -