Realizaron misas en memoria de las docentes fallecidas

A pesar del inmenso dolor, el miércoles por la tarde la comunidad de Comodoro Rivadavia se congregó en las distintas parroquias de la ciudad, con el objetivo de rezar por las docentes fallecidas, sus familias y la provincia del Chubut.

Oscar Ramos Palacios, padre de la parroquia ubicada sobre la avenida Polonia y Pieragnoli, del barrio San Cayetano, donde se encuentra el establecimiento educativo al que asistían ambas docentes, en diálogo con Crónica resaltó que la idea era acompañar principalmente a los familiares de Jorgelina Ruiz Díaz y María Cristina Aguilar, sumado al personal de la Escuela Nº 738.

“El miércoles por la tarde celebramos la eucaristía de ellas e invitamos a la comunidad en general para que sea una misa de la esperanza, donde la tristeza se convirtió en alegría. Además se buscaba dar a conocer que este camino que ellas emprendieron, lo hacían por los chicos, ya que eran docentes tanto adentro como afuera del aula y el mejor homenaje que podíamos darles es poner en práctica todo lo aprendido”, agregó.

Docentes unidas a sus alumnos

Por otro lado, Palacios recordó que Ruiz Díaz y Aguilar eran dos profesionales muy unidas a sus alumnos. “Una de ella trabajó en el Colegio San Juan Bosco del Padre Corti, entonces por lo tanto tenía esa cercanía con la fe y diversos puntos. Animaba a sus estudiantes a salir adelante, los cuales andaban por caminos equivocados” dijo.

Te puede interesar
El Coro Polifónico Municipal cumple 27 años y lo celebra cantando

Asimismo, el padre enfatizó que ahora le toca a la sociedad ver cómo continúa el camino. “Hay que acompañar a todos, pero también hay que respetar el dolor de la familia y dejar que lloren a sus muertos. Que hagan sus duelos, pero que sepan que estamos acá para lo que necesiten, sin invadir su espacio” expresó.

Conflicto de los estatales

Para finalizar, Palacios brindó su opinión sobre lo que ocurre en la provincia del Chubut desde hace tres meses y el conflicto de los estatales con el gobierno que encabeza Mariano Arcioni.

“La Iglesia ya se pronunció, diciendo que acompañábamos la lucha pacífica y no se deben romper los derechos de los trabajadores, profesionales que deben cobrar en tiempo y forma. Cuando son vulnerados, se atenta contra la integridad de la persona. Esto lo sacamos adelante entre todos y tenemos que caminar juntos, ya que nos hemos alejado mucho de Dios”, concluyó.

Comentar
- Publicidad -