Exitosa ablación de órganos y operativo de traslado desde Clínica Del Valle

Foto ilustrativa.

Durante la mañana de ayer, profesionales médicos de Clínica del Valle junto a representantes del INCUCAI realizaron una exitosa ablación multiorgánica.

El donante fue un hombre de 55 años a quien el martes se le diagnosticó muerte encefálica, luego de las correspondientes pruebas clínicas y de diagnóstico por imágenes.

Gracias a este operativo pudieron extraerse los riñones y tejidos (córneas y válvulas cardíacas) del paciente, en un procedimiento que duró aproximadamente dos horas y media, luego de lo cual se produjo la derivación hacia el INCUCAI para ser trasplantados a quien los necesite, de acuerdo a la lista de espera del organismo nacional.

Ablación y conservación

La ablación es un procedimiento quirúrgico mediante el cual se realiza la extracción de los órganos y tejidos del cuerpo de una persona con muerte encefálica, según indica el sitio del Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implantes (INCUCAI).

La intervención se realiza siempre en quirófanos de las instituciones donde se haya producido el fallecimiento del donante, respetando las normas de asepsia propias de todo acto quirúrgico, tratando al cuerpo con máxima consideración y respeto.

La misma es efectuada por los médicos especialistas en cirugía habilitados para tal fin, pertenecientes al INCUCAI o a los equipos de trasplante de nuestro país.

Los órganos extraídos se colocan en recipientes de conservación a baja temperatura, en condiciones de esterilidad y con líquidos de preservación que mantienen su viabilidad. El tiempo de preservación en estas condiciones desde la ablación hasta el trasplante al receptor -denominado de isquemia fría-, es variable y depende del órgano conservado aunque, en general, debe ser menor a 20 horas.

Te puede interesar
ATECH organiza el primer foro por la educación pública

En cuanto a los tejidos, las córneas se conservan hasta el momento del trasplante en soluciones de preservación en frío en los bancos correspondientes, durante un tiempo óptimo inferior a los 10 días, mientras que los huesos, válvulas cardíacas y piel son criopreservados en medio estéril en bancos hasta que son requeridos.

Comentar
- Publicidad -