El sueño de la sede propia está en marcha

El Club Social Pesca y Náutica El Pique sigue en pleno desarrollo con su construcción edilicia en km 8, con esfuerzo propio y también con aporte del estado municipal, solo en viento pudo parar a los obreros durante unas horas en los últimos días, mientras avanzan muy motivados en la realización de un sueño.
El Pique, con más de medio siglo de historia, los años 2018 y 2019 han sido claves para la vida institucional, con Miguel Soto Maraño como presidente; la comisión directiva trabaja a pleno junto a la comisión de damas, algo que pocos clubes tienen de manera activa.
Por años El Club el Pique ha tenido personería jurídica, y uno de los mayores anhelos era conseguir un terreno donde poder levantar su sede, mientras tanto en km 8, todos los integrantes de comisión directiva se reúnen en el quincho de Maraño, exempleado petrolero y jubilado. Pero el Club tiene un grupo de pescadores activos desde hace años, donde varios son considerados los mejores en este arte, sus copas y trofeos así lo demuestran.

La gestión llegó a buen puerto

Por gestiones y con una cuota de suerte el municipio le otorgó un terreno muy cerca del mar en Km 8, en un espacio donde hubo que hacer algunas mejoras, por los desniveles. Primero se tuvo que concretar un movimiento de suelo importante, con su respectivo relleno, con un gran apoyo conseguido por parte del intendente Carlos Linares, Othar Macharashvili y Alberto Parada.

“Estamos levantando el quincho, ya hicimos la platea, se levantaron la mayoría de las paredes, nos molestó el viento, hubo que parar, no se podía seguir. Pero calculamos que a fin de septiembre estaremos con la losa terminada y el encadenado de nuestro quincho. Ya tenemos las paredes de los fogones, definido donde van las ventanas. Estamos trabajando con un maestro mayor de obras, eso nos facilita las cosas. Está definido donde van las cloacas, el agua, sanitarios, la cocina, entre otros detalles. Se estaban levantando las paredes de la futura secretaría, apareció el viento, la pared se puede caer, entonces hubo que parar la obra, pero ya se retoma de nuevo”, cuenta Miguel Soto.

Te puede interesar
El Municipio entregó un aporte económico al CABIN para adquirir un equipo electrógeno

El aporte de la Comisión de Damas

Vale contar que algunos integrantes de comisión directiva les costaba integrar una comisión de damas, la mayoría se impuso y hubo luz verde. También acordaron que los hombres no se meterían en sus decisiones, ellas manejarían sus fondos y sus determinaciones en el hacer. Y así fue que aparecieron los te bingos, ventas de algunas cosas ricas para vender en la playa para juntar fondos. Pero las damas demostraron un poder de gestión y capacidad de organización tan importante que en poco tiempo estaban reuniendo fondos que luego volcaron en parte a las arcas del Club, y otros fondos reinvirtieron en elementos para seguir progresando.
Mientras el Club juntaba fondos de cuota societaria y algunas donaciones, igual apareció el estado colaborando con la obra, al ver semejante empuje. Y hoy están lanzados a pleno, luego de la etapa de fundación de la obra, platea, comenzó el pegado de mampostería. Levantar los paredones de todo el perímetro del Club, con una platea general concluida, donde se levantará el quincho, y luego el Salón de Usos Múltiples (SUM) en una segunda etapa.

“Luego de terminar esta primera parte que decía, tenemos para hacer el SUM en la parte de delante de nuestro terreno. Lo que estamos proyectando ahora es para 120 personas, el salón que encaramos, el quincho, secretaria, cocina, los baños de damas y varones. A fines de septiembre tendremos la losa finalizada, luego vendrán trabajos con cañistas, gasistas matriculados. Ver por dónde llevaremos el gas y una serie de cosas más”, dice Miguel Soto.

Comentar
- Publicidad -