Daniel “Cacha” Rúa recibió 3 disparos en plena tarde en un sector del barrio 30 de Octubre

Una triste y similar imagen y geografía que se ha repetido por decenas de veces en los últimos años, volvió a observarse en la tarde de ayer en el sector 5 del barrio 30 de Octubre donde un archiconocido individuo de 48 años fue víctima de tres disparos efectuados por otro individuo que descendió de un Gol color oscuro.
Todo pareciera indicar que se trata de la prosecución de un viejo pleito entre integrantes de las familias Oñativia y Rúa, que en los últimos dias dejó dos heridos con armas de fuego y que se negaron rotundamente a radicar denuncias en la Comisaría Quinta.

Justamente, efectivos de esta dependencia comandados por el comisario Juan José Ale nuevamente trabajan intensamente para esclarecer otro confuso episodio de violencia y que otra vez, por milagro el cargador de un arma calibre 9 milímetros que descargó en plena vía pública a las 18:40 de ayer, no dio en la humanidad de ninguna persona inocente y ajena a los hechos de los mismos personajes plenamente identificados por el accionar policial.

“Cacha” Rúa ingresó con tres disparos a la guardia del Hospital Regional

Esta vez la víctima que habría recibido al menos tres disparos que le dieron en el omóplato, brazo y una pierna, resultó ser Hugo Daniel “Cacha” Rúa (48), alguna vez referente pseudo político de la “Agrupación 1.008” que una tarde del 18 de diciembre del 2012 fuera también noticia policial en las mismas veredas y playas de estacionamiento del sector cuando recibiera una brutal golpiza por parte de un conocido delincuente como Luis Alcaina.
Rúa es el mismo referente que realizó piquetes y un intento de incendio al boliche “Gigante” años atrás, después que en las afueras del mismo muriera un integrante de su Agrupación.

Te puede interesar
Una joven cayó al mar y fue salvada por dos practicantes de aerobismo

En el caso de ayer resultó víctima del accionar de un sujeto que a eso de las 18:30 de ayer vio a Rúa conversando con un vecino tranquilamente y descendió de un Volkswagen Gol color oscuro y ante la vista de algunos testigos esgrimiendo un arma de fuego que podría tratarse de una pistola 9 milímetros, empezó a disparar desde una distancia de entre 10 y 15 metros. “Le vació el cargador, creo que al menos tres tiros le dieron a “Chacha” que tuvo que correr” señaló un testigo en forma confidencial ya que temen salir oficialmente de testigos por temor a represalias.

En principio, se dijo que al herido lo cargaron en su vieja camioneta color azul y partieron rumbo al Hospital, pero pasaron varios minutos y no se reportaban ingreso ni al hospital ni a ninguno de los sanatorios o clínicas privadas, aunque pasado una hora del ataque, se informaba del ingreso del herido de bala, al nosocomio público.

Mientras tanto, el personal policial de la Seccional Quinta convocaba a la policía científica que levantaba diversas vainas servidas y también le daba participación a la División Policial de Investigaciones.

No trascendieron pormenores del comienzo de investigación, pero no eran pocos los que adjudicaban el violento ataque a un integrante adulto de la familia Oñativia, algo que dejó fríos a unos y muy preocupados a otros integrantes tanto de uno como del otro bando.

Según se informó por último, el malherido Rúa era estabilizado para una intervención quirúrgica, y estaría fuera de peligro.

Comentar
- Publicidad -