Navila Garay fue asesinada en Chascomús

La joven, que se encontraba desaparecida, fue hallada enterrada en la casa de un vecino. Navila fue golpeada en la cabeza hasta morir. Múltiples fracturas en el cráneo le causaron una hemorragia cerebral masiva, para luego desembocar en un paro cardiorespiratorio.

Luego de varios allanamientos que se llevaron a cabo en Chascomús, la Policía Bonaerense confirmó que encontraron muerta a Navila Serena Garay, de 15 años. Néstor Garay fue detenido y las autoridades en la actualidad se encuentran intentado esclarecer si es tío de la víctima.

Navila Garay, de 15 años, oriunda de Chascomús, se encontraba desaparecida desde el martes pasado. Su cadáver fue encontrado ayer en una casa de fin de semana en la calle Mercedes al 700 en la misma ciudad luego de que la dueña del lugar hiciera una denuncia en la Estación Policial Comunal de Chascomús. Efectivos de Policía Científica llegaron al lugar y exhumaron el cuerpo, enterrado en la propiedad.

Los restos de Navila fue remitidos a la morgue judicial de Dolores, en el marco del expediente que investiga el femicidio a cargo de la UFI N°9 de Chascomús con la fiscal Daniela Bertoletti. Infobae accedió a los resultados de la necropsia: Navila fue golpeada en la cabeza hasta morir. Múltiples fracturas en el cráneo le causaron una hemorragia cerebral masiva, para luego desembocar en un paro cardiorespiratorio.

Según fuentes policiales, no se encontraron signos de violencia sexual.
Por el caso fue detenido Néstor Alfredo Garay, de 56 años, empleado según registros previsionales del Círculo de Suboficiales de la Policía Federal, que tendría un posible parentesco con la víctima. Ya había sido allanado en dos ocasiones en el marco de la causa, sin resultados.

Te puede interesar
Por el crimen de un policía en un supermercado chino detuvieron a tres jóvenes

Desde TN revelaron que en la tarde del domingo el dueño de una casa de fin de semana, que se encuentra en la calle Mercedes al 700, le dijo a los oficiales que Néstor Garay había estado en su propiedad y le pidió permiso para “enterrar a un perro” en su jardín. En la declaración, expresó que la escena se realizó un día después de la desaparición de la adolescente.

Lo último que se había sabido de Navila Garay era que el 10 de septiembre un remis la había dejado en la casa de un hombre. La madre, Dévora Garay, había manifestado que no conocía a esa persona ni cómo se había contactado con su hija.

“El remisero que la llevó dijo que esperó hasta que mi hija entrara y se fue, casualmente la última conexión de su celular es de 45 minutos después de haber ingresado a esa casa”, había dicho la mujer. Cuando fueron a buscarla hasta el lugar no encontraron a nadie.

Sin embargo, la fuerza policial identificó al sospechoso, de 51 años, y rápidamente inició una serie de allanamientos hasta llegar a la quinta del vecino denunciante. Al enterarse de la versión del entierro del perro, los peritos científicos excavaron el jardín. Más tarde, hallaron el cuerpo de la joven.

La familia de la víctima estaba desesperada, ya que no era habitual que estuviese incomunicada y siempre avisaba a dónde iba.

Comentar
- Publicidad -