Ladrones usan vehículo robado para dar golpe en céntrico comercio de Trelew y después lo abandonan

Trelew (Agencia) Entre dos y cuatro delincuentes entraron violentamente a un céntrico comercio de herrajes, que está ubicado a una cuadra y media de la Regional de Policía de esta ciudad y tras abrir a maza y cortafierro una caja de seguridad se apoderaron del dinero que había dentro y se fueron. Lo llamativo fue que el vehículo que usaron como apoyo logístico lo dejaron abandonado a unos 200 metros del negocio donde dieron el golpe: es un utilitario que había sido sustraído a comienzos de año de la zona oeste de Trelew.

El rodado que es un Fiat Qubo, de color blanco (foto) tenía chapas patentes de otro vehículo y había sido visto por un circunstancial transeúnte cuando se alejaba del comercio de herrajes, seguramente, después que sus ocupantes perpetraran el robo.

El vehículo fue hallado en las inmediaciones de A.P. Bell e Inmigrantes, y el negocio Herrajes Trelew está situado en la esquina de A.P. Bell y 28 de Julio, dos calles más arriba.

Cabe aclarar que este diario fue a buscar la versión del dueño o de algún responsable del comercio, pero nadie quiso hablar del caso en una entrevista periodística. La policía también se quejó que el propietario del lugar no dejó que entraran a levantar huellas y que hasta no les habría permitido llevarse secuestrados una barreta y una maza que los ladrones habían dejado olvidados dentro del local.

Te puede interesar
Fundación Avon Global donó equipamiento para la Casa Abrigo de la Mujer y la Familia

El atraco ocurrió después de las 21,30 y el dueño del comercio fue quien llamó a la policía denunciando que en una aplicación de la alarma que tiene en su teléfono celular le indicaba que habían entrado al negocio. Cuando el primer patrullero arribó al lugar se encontró con el portón de la entrada lateral del comercio “barreteado”, abierto de manera violenta, y con un vecino que se acercó para avisar que unos minutos antes se había retirado del lugar el Fiat Qubo que posteriormente fue hallado abandonado a unos 200 metros de allí.

La policía dice que cuenta con imágenes de unas cámaras de seguridad que habrían filmado a los malandras, por lo que los investigadores del caso son optimistas y no descartan que puedan llegar hasta los autores del hecho. El propietario del comercio, indignado.

 

Comentar
- Publicidad -