Adolescente le robó la tarjeta de crédito a sus padres para pagar a sicarios y matarlos

Alyssa Hatcher, una chica de 17 años, fue detenida este lunes en la ciudad de Umatilla (Florida, EE.UU.) por incitación al asesinato de sus padres. La joven robó 1.180 euros de la tarjeta de crédito de sus padres, dinero que pagó a dos personas para cometer el crimen.

El hecho ocurrió en Florida, Estados Unidos cuando la adolescente le pagó a una compañera de su escuela, Tavares High School, para que la ayudara a contratar a alguien que cometiera el homicidio. La joven se negó y luego delató a Hatcher ante la policía.

“La sospechosa fue puesta bajo custodia y trasladada a la cárcel del condado de Lake, donde fue procesada y entregada al Departamento de Justicia Juvenil”, informaron desde la fuerza local en un comunicado. Una vez detenida, la acusada reconoció que intentó llevar a cabo el asesinato en diferentes ocasiones. La última, según su confesión, pagó 900 dólares a “un hombre negro” por el asesinato porque el primer “acto nunca se llevó a cabo”.

En este sentido, la evidencia financiera comprobó, también, que la adolescente usó la tarjeta robada en dos transacciones, por 503 y 926,40 dólares. Tras su detención, un amigo de la joven y hasta el propio novio de la chica confirmaron a la Policía que ella les había hablado de su plan para cometer los homicidios. El novio de Alyssa Hatcher dijo, además, que la había visto en un “conocido bunker de drogas” días previos al descubrimiento y que le había dicho que quería matar a sus papás.

Te puede interesar
Hallaron el cuerpo de una madre abrazada junto a su bebé después de un naufragio

Los progenitores de la adolescente no sufrieron ningún ningún daño y permanece detenida. Según el medio Heavy, la adolescente vivía con su padrastro y su madre, que trabajan como policía y como enfermera. Hasta el momento, no está claro el móvil sobre porqué la joven quería matarlos, aunque trascendió que ambos presentaron cargos judiciales en contra de su hija.

El sargento Fred Jones, de la Oficina del Sheriff del Condado de Lake, le dijo a ABC9 que las víctimas son buenas personas, pero que el sospechoso simplemente no las quería cerca. “Los padres son buenas personas, ciudadanos sobresalientes. Era solo alguien que, por cualquier razón, no quería que sus padres estuvieran cerca “, dijo Jones de acuerdo al medio Crime Online. Hatcher compareció ante un juez en Ocala el miércoles por la mañana.

Comentar
- Publicidad -