Michelle Bachelet presentó informe sobre torturas en Venezuela

En un discurso en la 42ª sesión del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas en Ginebra, Bachelet presentó ayer lunes su segundo informe sobre la situación en Venezuela bajo el régimen de Maduro.

“Mi oficina ha seguido documentando casos de posibles ejecuciones extrajudiciales cometidas por miembros de las Fuerzas de Acción Especiales de la Policía Nacional” (FAES), señaló. “Tan solo en el pasado mes de julio la organización no-gubernamental ‘Monitor de Víctimas’ identificó 57 nuevos casos de presuntas ejecuciones cometidas por miembros del FAES en Caracas”, precisó.

Bachelet, ex presidenta socialista de Chile, indicó además que su oficina documentó “casos de tortura y malos tratos, tanto físicos como psicológicos, de personas arbitrariamente privadas de su libertad, en particular de militares”.

En contraposición a estas denuncias, dijo que el gobierno de Maduro cumplió con la excarcelación de 83 personas que habían sido detenidas de forma arbitraria.

El número dos del chavismo, Diosdado Cabello, desestimó ayer mismo este nuevo informe de Bachelet, y la acusó de “ensañamiento” contra Venezuela. “Lo que diga la señora Bachelet (…) no nos va a quitar el sueño, no nos vamos a dejar chantajear para nada”, afirmó Cabello, presidente de la oficialista Asamblea Constituyente.

En un primer informe, presentado el pasado 5 de julio, Bachelet había denunciado la “erosión del Estado de derecho” en Venezuela, advirtiendo también que las sanciones internacionales agravaban la crisis en el país. “La situación de derechos humanos sigue afectando a millones de personas en Venezuela y con claros impactos desestabilizadores en la región”, reiteró ayer lunes.

Te puede interesar
Jean-Marie Le Pen, imputado por desvío de fondos públicos en el Europarlamento

En su nuevo informe, Bachelet insistió en que las sanciones de Estados Unidos contra el régimen de Maduro contribuyen a “agravar la situación humanitaria” en Venezuela y el éxodo de venezolanos. Alertó además que la situación económica y social del país “sigue deteriorándose rápidamente”. La economía “atraviesa lo que podría ser el episodio hiperinflacionario más agudo que haya experimentado” América Latina.

Actualmente, el salario mínimo equivale a 2 dólares mensuales, en comparación con los 7 dólares en junio, precisó Bachelet. “Una familia necesita percibir el equivalente a 41 salarios mínimos mensuales para poder cubrir la canasta básica alimentaria”.

“Todo esto está contribuyendo al deterioro de la situación humanitaria y a la salida de venezolanos del país”, aseguró Bachelet. Añadió que 4,3 millones de refugiados y migrantes ya han salido del país, la mayoría desde fines del 2015.

En Caracas, activistas de derechos humanos se concentraron ayer lunes frente a la sede del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo para pedir una Comisión de Investigación específica sobre Venezuela.

Comentar
- Publicidad -