Legislatura: repudio por el desalojo del piquete docente y duras críticas al gobernador Arcioni

Por iniciativa del bloque del PJ-FpV, la Legislatura aprobó un pronunciamiento institucional de “repudiar enérgicamente los hechos de violencia ocurridos en la madrugada del día 4 de septiembre de 2019 en la intersección de las rutas 3 y 26”, cuestionando al respecto al gobernador Mariano Arcioni por no adoptar medidas para impedir dicho enfrentamiento.

El documento legislativo presentado en la “Hora de Preferencia” por la diputada Alejandra Marcilla (PJ-FpV) expresa el repudio enérgico a todo hecho de violencia que se produzca en las manifestaciones de sectores en conflicto.

Se insta al “Poder Ejecutivo a generar las acciones necesarias para construir consenso y diálogo franco para lograr la paz social que necesita nuestra provincia. Así como a cumplir con las obligaciones que le imponen la Constitución y las leyes”.

El documento emitido por la Legislatura alude a “los graves hechos de violencia que se suscitaron en la madrugada del día 4 de septiembre de 2019 en la intersección de las rutas 3 y 26 de la ciudad de Comodoro en los que trabajadores estatales de la provincia fueron agredidos por supuestos trabajadores del sector petrolero”.

Inacción de la policía

El documento recuerda las advertencias públicas que días antes habían formulado dirigentes petroleros, por lo que reprocharon que “el gobernador Arcioni no tomó medidas que impidan el enfrentamiento que se produjo. La inacción de la Policía del Chubut, apostada en las cercanías del lugar, facilitó los hechos de violencia que se suscitaron” cuestionan, para señalar que “el Poder Ejecutivo está incumpliendo los acuerdos paritarios que acordara con los trabajadores del Estado”.

“Los trabajadores estatales que se manifestaban en ese lugar y en varios lugares de la provincia no han recibido ninguna respuesta del Poder Ejecutivo a sus reclamos. La comunidad se ha manifestado en apoyo de los trabajadores agredidos. Además, los trabajadores han recibido el apoyo de las centrales de trabajadores: CTA, CGT, CTERA, entre otras, y de diversos gremios de la actividad pública y privada”, se puntualiza.
“Esta Legislatura viene reclamándole al gobernador la toma de decisiones necesarias para recuperar la paz social en la Provincia”, se resalta en este pronunciamiento del Poder Legislativo del Chubut que tuvo tratamiento en la Sesión Ordinaria conducida por el vicepresidente 1° en ejercicio de la Presidencia, diputado José Grazzini Agüero (PJ-FPV).

Te puede interesar
Legisladores buscan conmemorar las Huelgas Patagónicas  

Marcilla: “la responsabilidad es de Arcioni”

Al presentar esta iniciativa del bloque PJ-FpV repudiando hechos de violencia ante manifestaciones de reclamos sociales, la diputada madrynense Marcilla criticó duramente la responsabilidad institucional del gobierno provincial por la situación complicada que tiene Chubut, con protestas masivas de trabajadores que cobran sueldos atrasados, corte de servicios de la obra social estatal y problemáticas de infraestructura sin resolver que afectan la escolaridad chubutense.

“Desgobierno”

El legislador de extracción sindical Gustavo Fita (PJ-FpV), quien dijo estar en contra de cortes de rutas y quema de cubiertas, apeló a la racionalidad y responsabilidad del Estado Provincial para resolver la grave situación chubutense y sostuvo que es aun mayor la responsabilidad de las dirigencias cuando hay caos en la calle.

Tras cuestionar al ministro Massoni en el sentido de “fogonear conflictos”, y no haber actuado la policía para evitar los hechos de desalojo de docentes en aquellas rutas, Fita aludió a “un desgobierno provincial y Arcioni se tiene que hacer cargo de ello”.

También el diputado justicialista criticó por “irresponsable” al dirigente de ATECh, Santiago Goodman por exigir a diputados la aprobación de ley tributaria, y además el legislador no compartió los monólogos y actitud caprichosa del mandatario provincial.

Di Filippo: “Goodman se cree Arafat”

Alfredo Di Filippo, presidente del bloque Convergencia, compartió la fundamentación de Marcilla en repudio a hechos de violencia y aludió a la necesidad de flexibilizar posturas para avanzar en el diálogo. Cuestionó al secretario General de ATECH, Santiago Goodman de quien dijo irónicamente que “se pone el pañuelo como si fuera Arafat” y que “se cree un fedayín y lleva la provincia a la catástrofe”.

En otro crítico enfoque, Di Filippo dijo que la oposición había advertido al gobernador que no se podía pagar aumentos comprometidos, y recalcó que los empleados públicos votaron la reelección de Arcioni. “Cómo hace la Provincia para cumplir los pagos si no hay plata; con ‘yuyo cualquiera es brujo’”, planteó el legislador quien insistió en la necesidad de asumir responsabilidades dirigenciales para evitar más hechos de violencia que merecen repudios.

Comentar
- Publicidad -