Justin Bieber admitió que usó drogas duras y fue un novio abusivo

Justin Bieber se desahogó por Instagram, admitiendo abuso de drogas, maltrato de sus parejas y mucho más.

Justin Bieber se sinceró y escribió un emotivo texto en Instagram en el que describe cómo se convirtió en “la persona más odiada del mundo” por sus “malas decisiones” al comienzo de sus 20.

La estrella, descubierta por el mánager musical Scooter Braun a los 13 años, admitió haber consumido drogas duras y abusado de sus relaciones.

Bieber, que siempre fue abierto sobre sus problemas de salud mental, explicó también que los constantes elogios que recibió en su adolescencia habían distorsionado su perspectiva de vida.

Bieber recuerda a sus seguidores que creció en un hogar inestable, con unos padres muy jóvenes, que vivían separados y apenas tenían dinero. “Pasé de ser un chico de trece años de una ciudad pequeña a ser alabado por todo el mundo, millones de personas decían cuánto me querían y lo genial que era. […] Todo el mundo lo hacía todo para mí, así que nunca aprendí cosas fundamentales sobre la responsabilidad. Cuando tenía 18 años y ningún conocimiento de como funciona el mundo real, me vi con millones de dólares y acceso a cualquier cosa que deseara. Esto es algo que le daría miedo a cualquiera”.

“Cuando tenía 20 años”, continúa, “tomé todas las malas decisiones que te puedas imaginar y pasé de ser una de las personas más queridas y adoradas del mundo a la más ridícula, juzgada y odiada. Estar sobre el escenario, según algunos estudios, supone un subidón de dopamina más grande que cualquier otra actividad, y esos subidones y bajones son muy duros de manejar. Habrás notado que muchos grupos y artistas acaban en una fase de drogadicción y creo que es por ser incapaces de manejar los altos y bajos que suponen ser un artista de entretenimiento”.

Te puede interesar
Científicos advierten del riesgo de los cigarrillos electrónicos para los fumadores pasivos

“Empecé a consumir drogas duras a los 19 y denigré a mis parejas. Me volví un resentido y perdí el respeto a las mujeres. Me distancié de todos los que me querían y empecé a esconderme tras un caparazón. […] Me ha llevado años recuperarme de todas esas decisiones, arreglar esas relaciones rotas y cambiar mis malos hábitos en las relaciones”.

Finalmente, Justin agradece a Dios y a su matrimonio con Hailey Baldwin por haberse recuperado de todos esos problemas. “Ahora estoy navegando por la mejor época de mi vida, ¡el matrimonio! Que es una nueva responsabilidad increíble. Aprendes paciencia, confianza, compromiso, amabilidad, humildad y todo lo que significa ser un buen hombre”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Hope you find time to read this it’s from my heart

Una publicación compartida por Justin Bieber (@justinbieber) el

Comentar
- Publicidad -