Frenar el calentamiento global

Para limitar el calentamiento global es fundamental la cooperación internacional, afirmó la doctora Carolina Vera, investigadora argentina y vicepresidenta del Grupo 1 del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC) de las Naciones Unidas.

Y agregó que las autoridades nacionales y subnacionales, la sociedad civil, el sector privado y las comunidades “deben estar involucrados en políticas y medidas para adaptarse y mitigar” este fenómeno. Investigadora del Centro de Investigaciones del Mar y la Atmósfera (CIMA) que depende del CONICET y de la UBA, Vera hizo estas apreciaciones durante un Seminario Cardini que dictó en la Fundación Instituto Leloir. Si se continúa con el actual ritmo de emisión de gases de efecto invernadero, el IPCC pronosticó en 2018 que el mundo estaría alcanzando el umbral de 1,5°C de calentamiento entre los años 2030 y 2052. Y estableció que los riesgos relacionados al cambio climático en sistemas naturales y humanos con un calentamiento de 1,5°C son mayores que en el presente, pero menores que con 2°C de aumento.

De todos modos, limitar el calentamiento global en esa cifra “requerirá cambios en una escala sin precedentes”, señaló Vera, también directora del Instituto Franco-argentino del Estudio del Clima y sus Impactos, patrocinado por el CONICET, la UBA y el organismo francés de investigación.

Vera destacó que es fundamental lograr grandes reducciones de emisiones en todos los sectores, cambios en tecnologías y también de comportamiento y una mayor inversión en opciones bajas en carbono, entre otras medidas. La climatóloga añadió que muchas de estas acciones están alineadas o tienen “relación cercana” con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, una iniciativa impulsada por las Naciones Unidas.

Argentina tiene todo un desafío de transformaciones en varias áreas. El inventario de gases de efecto invernadero para nuestro país, elaborado en 2014, indica que el sector energía aporta el 53%, la agricultura el 39%, los residuos un 4% y los procesos industriales y usos de producto, un 4%.Por supuesto, no es fácil lograr esos cambios. Pero Vera instó a no bregar en ese esfuerzo. Y culminó su exposición con un breve relato de Eduardo Galeano, según el cual la utopía está en el horizonte, pero se aleja a medida que uno camina hacia ella. “Entonces, ¿para qué sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar”, cerró.

Comentar
- Publicidad -