La policía prohibió el juego masivo de escondidas en una mueblería de Escocia

La policía en Escocia tuvo que intervenir para detener un juego de escondite que involucraba a miles de personas en una tienda IKEA en Glasgow el 31 de agosto.

Los oficiales respondieron a los informes de personas que aparecían en la tienda y se ocultaban en armarios, refrigeradores y camas.

Más de 2,000 personas habían confirmado su asistencia y otras 10,000 confirmaron que estaban “interesadas” en un evento no oficial de Facebook que desde entonces fue cancelado. Se suponía que alrededor de 3.000 personas acudirían al evento.

Sin embargo, algunos de los participantes habrían publicado comentarios en la sección de discusión, alegando que la policía estaba rechazando a cualquiera que solo pareciera estar interesado en jugar a las escondidas.

Los organizadores habían planeado que el juego comenzara alrededor de las 3 pm. Hora local y no parecían buscar permiso previo.

La policía confirmó que cinco oficiales fueron enviados al negocio y se quedaron hasta el cierre a las 8 pm. La tienda también llamó a más personal de seguridad. La gerencia señaló los problemas de seguridad al permitir que miles de personas jugaran adentro.

“La seguridad de nuestros clientes y compañeros de trabajo es siempre nuestra máxima prioridad”, dijo el gerente de la tienda de IKEA Glasgow, Rob Cooper. “Si bien apreciamos que jugar en una de nuestras tiendas puede ser atractivo para algunos, no permitimos que este tipo de actividad tenga lugar para garantizar que ofrecemos un ambiente seguro y una experiencia de compra relajada para nuestros clientes”.

Te puede interesar
Video: con una toalla mojada, profesor le sacó el maquillaje a las alumnas

Los amantes del juego se esconden en los almacenes más grandes de IKEA en toda Europa continental, ya sea escondidos en refrigeradores, debajo de las camas o incluso en grandes bolsas de compras azules.

Se cree que la moda inusual comenzó en una tienda IKEA en Bélgica durante 2014, antes de extenderse a la República Checa y los Países Bajos, donde más de 32,000 personas registraron su asistencia a un juego en Eindhoven.

El organizador del juego de Bélgica explicó que la tienda es un lugar ideal para esconderse porque se asemeja a una “sala de estar extremadamente grande”.

“A veces es divertido hacer algunas cosas infantiles”, dijo el organizador. “Jugamos a las escondidas todo el día. Fue realmente agotador pero muy divertido “.

La oficina central de la tienda admite que es “difícil de controlar” tales eventos masivos.

“Necesitamos asegurarnos de que las personas estén seguras en nuestras tiendas y eso es difícil de hacer si ni siquiera sabemos dónde están”, dijo un portavoz de IKEA.

Comentar
- Publicidad -